Policía de C. Izcalli está infiltrada: edil

"Casualmente desaparecieron (...) lo que quiero decir es que alguien les informó y es de adentro", dice Karim Carvallo.
Después de varios homicidios el municipio regresó a la “calma”.
Después de varios homicidios el municipio regresó a la “calma”. (Especial)

Cuautitlán Izcalli

Tras reconocer que la ola de homicidios perpetrados el pasado fin de semana mermaron los avances en el combate a la delincuencia, el alcalde de este municipio, Karim Carvallo Delfín, informó que la Base de Operación Mixta (BOM) integrada por el Ejército y las fuerzas de seguridad estatal, realizará un trabajo "especial y de inteligencia".

El edil se reservó el lugar donde se instaló la base militar y pidió a la población no alarmarse "se tienen que sentir seguros, el operativo no es para asustar a nadie, el operativo tiene objetivos muy determinados".

Puntualizó que el Ejército no se reducirá a hacer presencia, pues se trata de implementar una estrategia completa con labores de inteligencia en las cuales no interviene la autoridad municipal, la cual tendrá que dar las facilidades a las fuerzas militares.

"Yo no traigo la estrategia, lo que diga yo son comentarios de un ciudadano más, a mí me toca dar todas las facilidades, la estrategia no es mía, no está en mi cancha. En el momento en que yo pedí la intervención, inicia una estrategia ajena a un servidor".

Comentó que después de la ola de homicidios, inusitadamente el municipio se apaciguó "lo cual no me deja tranquilo, me preocupa más, porque esto está fuera de lo normal. Nosotros iniciamos un operativo el viernes y no había nadie en la calle, los que normalmente están en la esquina, en las banquetas, dizque echándose una cerveza, jugando dominó, barajita o algo, y que según no hacen nada, pero que la realidad sabemos que se dedican a otra cosa, no estuvieron. El viernes por la noche, todos desaparecieron en todos los rincones del municipio".

Consideró que los maleantes "casualmente desaparecieron cuando se realizó un Operativo Relámpago con la policía estatal. Lo que quiero decir es que alguien les informó y es de adentro".

Karim Carvallo previó que en la policía hay informantes que alertaron a los delincuentes del operativo, por lo que advirtió que de ser descubiertos, estos malos servidores podrían terminar en la cárcel.