Pocos juicios pasarán al nuevo sistema penal

Autoridades judiciales privilegiarán la conciliación entre los involucrados.

México

Con la entrada en vigor de los juicios orales en delitos no graves, el próximo viernes en la Ciudad de México serán pocos los casos que concluyan con una sentencia debido a que las autoridades judiciales privilegiarán la conciliación y mediación entre la víctima y el victimario.

De esta manera terminarán estadísticas como las que publicó en su último informe el Tribunal Superior de Justicia del DF en el que establece que de los 9 mil 582 procesos que iniciaron en los juzgados penales de delitos no graves, los impartidores de justicia emitieron 9 mil 181 sentencias. De ellas, al menos nueve de cada diez fueron condenatorias.

El presidente del Poder Judicial capitalino, Édgar Elías Azar, pronosticó que paulatinamente el sistema de justicia cambiará para bien de la víctima, pues apostarán a que reciba la reparación del daño, en tanto que las personas acusadas de incurrir en delitos menores difícilmente pisarán la cárcel.

Explicó que el Ministerio Público iniciará la averiguación previa para enviarla ante un juez de control, quien definirá si vincula a proceso al detenido o le decreta su libertad por falta de pruebas. Posteriormente, el juez de proceso estudiará el caso para que durante las audiencias, el MP, el defensor y el propio procesado expliquen sus argumentos.

“Lo novedoso, entre mil cosas que tiene el nuevo sistema de justicia, es que el juez se va a dedicar solamente a dictar sentencias, toda la parte administrativa tendrá una planta de trabajadores que le serán comunes a todos los juzgados, a todos los  juzgadores.

“Por el otro lado, habrá unidades de conciliación tanto en la Procuraduría como en el Tribunal Superior, es decir, ya muy pocos juicios pasarán a sentencia, por efecto de la conciliación, y lo que se privilegia más es la reparación del daño a la víctima”, abundó.

El próximo viernes 40 jueces tomarán el control de los asuntos, aunque la Secretaría Técnica del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal ha señalado que el Distrito Federal requerirá de más de 150 jueces para aterrizar la reforma penal.

“Cuánto va a durar un juicio, todo depende, se puede terminar en la procuraduría, se puede terminar en mediación, se puede terminar en el tribunal en un minuto, en una mañana, en una hora, en una audiencia.

“Yo espero que ese éxito de la mediación y de conciliación prevalezca aquí para quitarle al tribunal 90 por ciento de los delitos no graves que sería exitosísimo, porque lo que vale no es tanto sancionar un delito menor, que no tiene impacto social, sino reparar el daño a la víctima y que se vaya satisfecho con su daño reparado”, concluyó.