Pistoleros atacan en Acapulco un cuartel de policía

Hallan 11 camionetas calcinadas; las quemaron “en otro gobierno”, asegura el fiscal Xavier Olea.

Guerrero

La nueva jornada de violencia en Guerrero dejó un ataque a balazos a la comandancia de la Policía Investigadora Ministerial del sector Coloso, en Acapulco.

Según las autoridades, a las 7 horas del jueves, al menos dos hombres dispararon 12 veces contra el inmueble, ubicado en la avenida Gran Vía, en el conjunto habitacional del Infonavit El Coloso.

No se reportaron lesionados y únicamente la fachada recibió los impactos; en el lugar los peritos hallaron 12 casquillos percutidos calibre 9 milímetros.

Además, una camioneta pick up con matrícula MP-142, propiedad de la PIM, también resultó con daños en la carrocería y en una ventanilla de la puerta trasera.

La Fiscalía General del Estado (FGE) precisó que las 11 camionetas localizadas ayer en el municipio de Leonardo Bravo fueron quemadas desde noviembre pasado, cuando policías comunitarios se enfrentaron con presuntos delincuentes.

Desde la tarde del miércoles, habitantes de la comunidad de Ojo de Agua reportaron la presencia de pistoleros, los cuales prendieron fuego a un domicilio que en ese momento estaba desocupado.

Ayer, reportes similares se realizaron en Yextla, El Naranjo y Villa Xóchitl, por lo que unidades de Fuerzas Especiales de la Secretaría de Seguridad Pública estatal se trasladaron desde Chilpancingo a dichas comunidades serranas.

En las inmediaciones del Río Yextla, los uniformados localizaron dos camionetas quemadas; en la parte media del camino de terracería otras cinco y kilómetros adelante dos más.

Casi a la entrada de El Naranjo, poblado que para ese momento ya estaba deshabitado, encontraron otros dos vehículos calcinados, y aseguraron un arma tipo escuadra calibre 9 milímetros con dos cargadores para 15 cartuchos cada uno, además de una funda con tres kilos de semilla de amapola.

Al respecto, el fiscal Xavier Olea negó que estos hechos hayan ocurrido ayer, al asegurar que pasaron “en otro momento y en otra administración”.

En entrevista, afirmó que, hasta el momento la fiscalía no cuenta con información sobre la supuesta irrupción de pistoleros a dichas comunidades, pero reiteró que esos “cascarones” corresponden a eventos pasado.

Mientras, el alcalde de Pungarabato, Ambrosio Soto, denunció que fue amenazado con ser “el próximo secuestrado”, en alusión al plagio del esposo de la síndica perredista de este municipio, ocurrido el 28 de enero pasado.

En el mensaje colocado en las puertas del ayuntamiento se advertía al munícipe: “Ya secuestramos a Gustavo Borja (esposo de Rosalba Rendón Adame) y ahora sigue Ambrosio Soto el presidente (sic)”.

En entrevista con Denise Maerker en Radio Fórmula, Soto afirmó que continuará en el cargo y atribuyó estas amenazas a los cambios en materia de seguridad implementados desde que asumió la presidencia municipal hace menos de cuatro meses.

Al afirmar que consultó con su familia la pertinencia de continuar, dijo: “No es una decisión fácil (…) pero está tomada”.

En otro hecho, el Grupo de Coordinación Tamaulipas informó que en el municipio de Reynosa, policías estatales y federales detuvieron a dos individuos pertenecientes a un grupo delincuencial, además de asegurar una camioneta y 15 paquetes con mariguana.

Informó que en la carretera Ribereña, a la altura de la colonia Rancho Grande, los efectivos fueron agredidos por cuatro sujetos a bordo de una camioneta, por lo que repelieron el ataque.

Se desató una persecución que culminó cuando el vehículo se impactó contra un árbol, lo que fue aprovechado por dos de los agresores para escapar, mientras que otros dos resultaron heridos.

En la unidad localizaron dos armas cortas, cartuchos útiles, chalecos antibalas, 15 paquetes con mota, radios de comunicación, poncha llantas metálicos y otros. 

:CLAVES

TRES MIL POLICÍAS MÁS

Héctor Astudillo, gobernador de Guerrero, anunció que con el objetivo de recuperar la seguridad en la entidad, contratarán a tres mil nuevos elementos policiacos.

Al rendir su informe de 100 días de gobierno señaló: “Estamos convencidos de que una policía unificada, profesional, certificada y blindada de la complicidad nos permitirá avanzar más rápidamente”.

Dijo que la violencia está ligada a los grupos delictivos que se dedican a la siembra y trasiego de amapola y mota, además de que se relacionan con el aumento del consumo de heroína en EU.