Pide ex funcionario de CNDH a Corte revisar juicio en que fue condenado

El ex coordinador de Comunicación Social, Arturo Zárate, solicitó al presidente de la SCJN revisar juicio en el que fue condenado a nueve años de prisión por abuso y hostigamiento sexual. 
Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Suprema Corte de Justicia de la Nación. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El ex coordinador general de Comunicación Social de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Arturo Zárate Vite, solicitó al presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis María Aguilar Morales, su intervención para que sea revisado el juicio en el que fue condenado a nueve años y nueve meses de prisión.

Zárate fue encontrado culpable de los delitos de abuso y hostigamiento sexual en agravio de dos trabajadoras de la CNDH.

El juez Primero de Distrito de Procesos Penales Federales con sede en el Reclusorio Norte, Eduardo Torres Carrillo, determinó que la Procuraduría General de la República (PGR) aportó las pruebas necesarias para demostrar la responsabilidad del ex servidor público.

A través de una carta, Arturo Zárate pidió al ministro Luis María que en su calidad de presidente del Consejo de la Judicatura Federal ordene la revisión del expediente 103/2012 y su sentencia, así como la actuación del juez, que en la recomendación 27/2013 de la CNDH fue señalado por el incumplimiento constitucional de las 72 horas para resolver la situación jurídica del inculpado.

"Una mentira ha llevado a una descomunal infamia que no tiene precedente, con daños inestimables en lo moral, física y patrimonial.

"Ante una acusación infundada, nunca se me concedió el derecho constitucional de audiencia, cuando se me detuvo fui paseado todo el día en la Ciudad de México, víctima del uso de la fuerza por los captores, depositado por la noche en un penal de máxima seguridad como si fuera el peor criminal, torturado por custodios por haber trabajado en la defensa de los derechos humanos, un juez que no cumplió con el término constitucional de las 72 horas y un proceso que rebasó el tiempo previsto por la ley para su desahogo. Todo documentado en un expediente", manifestó en su misiva.

Zárate aseguró ser una persona respetable; durante su proceso, abundó, presentó testigos que acudieron a decir lo que les consta; asimismo, dijo que exhibió fotografías, videos, peritajes, careos procesales, demostración de graves contradicciones de la parte acusadora.

Lamentó que CNDH en la etapa de Raúl Plascencia Villanueva "haya sido omisa y negligente, que haya dejado correr el infundio en mi contra, atribuido al mismo organismo, sin atajarlo y hacer la aclaración correspondiente, por ese afán de proteger sus aspiraciones de reelección", apuntó.

El 10 de abril de 2012, Zárate Vite fue denunciado en la Procuraduría General de la República por presuntamente acosar a tres mujeres que se desempeñaban como directoras y subdirectoras del organismo.

El abogado Emiliano Robles Gómez Mont interpuso la denuncia en la citada fiscalía y dejó claro que las afectadas no pretendían obtener algún beneficio económico, sino que solo se conociera lo que ocurre al interior de la CNDH.

El defensor mencionó que contaban con pruebas fehacientes de la conducta de Zárate, quien por su actitud, provocó problemas incluso familiares.

Algunas de esas pruebas, comentó, son grabaciones que las mismas mujeres hicieron, correos electrónicos y cartas que recibieron del coordinador general.

Antes de ir a la PGR, intentaron resolver el asunto en la CNDH, pues se hizo del conocimiento al Primer Visitador, Luis García López, pero desconocían qué medidas tomó.

"Tenemos documentales sólidas, no quisiera entrar al tema de las pruebas por el sigilo de la averiguación previa, por el respeto a las partes que les incumbe y sí especificamos que no estamos haciendo ninguna, no estamos juzgado de ninguna manera lo que está sucediendo, sino que nos estamos limitando representar a nuestras clientes", declaró en su momento.