Pide Suprema Corte proteger derechos de niños migrantes

El ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Juan Silva Meza, pidió a las instituciones del Estado colaborar para la protección de la integridad de los niños migrantes.
La mayoría de los niños trabajan como boleros.
El ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Juan Silva Meza, pidió a las instituciones del Estado colaborar para la protección de los derechos y la integridad de los niños migrantes. Archivo. (Hermes Chávez)

Ciudad de México

El ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Juan Silva Meza, exhortó a las instituciones del país a colaborar en al ámbito de sus competencias para proteger los derechos y la integridad de los niños migrantes, quienes enfrentan una situación "preocupante".

"Los niños y niñas, necesitan vivir en ambientes libres de violencia, donde el cabal cumplimiento a sus derechos humanos sea su contexto natural de vida. Particularmente preocupante es en este momento, el problema de la niñez migrante", dijo.

Al inaugurar la Semana Nacional de los Derechos de la Infancia del Poder Judicial de la Federación, el ministro dijo que "es necesario que las instituciones del Estado mexicano colaboremos en al ámbito de nuestras competencias constitucionales para proteger los derechos y la integridad de este grupo de la población".

Dijo que la situación de urgencia y vulneración de los derechos de los niños, nos exige actuar al respecto.

Recordó que en el último informe sobre la Situación de la Infancia en México de UNICEF de 2013 se menciona que 21.2 millones de niñas, niños y adolescentes, es decir, del 53.8 por ciento de la población menor de 18 años, viven en la pobreza, y 4.7 por ciento millones en pobreza extrema.

Silva Meza mencionó que en febrero de 2012, el Poder Judicial de la Federación (PJF) emitió el Protocolo de Actuación para quienes imparten justicia en casos que afecten a niñas, niños y adolescentes, documento que fue reimpreso en una versión actualizada y enriquecida, en marzo de este año.

A pesar de que el protocolo no tiene efectos vinculantes, dijo, los principios en él reconocidos y las consecuencias prácticas que de ellos se desprenden son retomadas, cada vez más en sentencias donde participan niñas, niños o adolescentes, de conformidad con los estándares internacionales reconocidos para este grupo de la población.

El también presidente del Consejo de la Judicatura Federal subrayó que el PJF propuso a los representantes de los 23 países que integran la Cumbre Judicial Iberoamericana, la elaboración de un protocolo iberoamericano de actuación judicial dirigido a grupos en situación de vulnerabilidad, proyecto que fue presentado en Chile en abril de este año, habiendo sido aprobado, por unanimidad.

Al término del evento, en entrevista, la representante Adjunta del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia en México, Alison Sutton-Davezac, destacó el papel que ha jugado el PJF en la capacitación de juzgadores para atender casos en los que estén relacionados menores.

"Es muy importante que los actores de impartición y procuración de justicia tengan una formación especializada en cómo hablar con los propios niños y adolescentes de acuerdo con su edad, para poder que su contacto con la justicia sea el más tranquilo posible y no los amedrente más con el delito que han sufrido o del que ha sido testigos", dijo.