Pide AI investigar muerte de manifestante del #1DMX

El profesor Juan Francisco Kuykendall recibió un impacto de proyectil en la cabeza durante las protestas del 1 de diciembre de 2012; falleció el sábado pasado.
“Debieran fincarse responsabilidades contra esos grupos anarquistas profesionales de la violencia”, dijo Miguel Barbosa.
(Reuters)

Ciudad de México

Amnistía Internacional pidió a las autoridades correspondientes realizar una investigación "completa e imparcial" sobre la muerte de Juan Francisco Kuykendall, a consecuencia de un impacto de proyectil en la cabeza, durante las manifestaciones por la toma de posesión de Enrique Peña Nieto, el 1 de diciembre de 2012.

Mediante un comunicado, la organización expresó su solidaridad con la familia del profesor, dramaturgo y director de teatro originario de Tamaulipas, fallecido la madrugada del sábado 25 de enero.

Después del impacto de proyectil en la cabeza, Kuykendall se encontró en una situación de salud crítica. "El proyectil, al parecer fue disparado desde detrás del muro protector construido alrededor del Congreso donde la policía federal prevenía la entrada de manifestantes en el Congreso. Las autoridades no han esclarecido las circunstancias que rodearon la lesión craneal grave sufrida", dijo AI.

Agregó que según reportes, el proyectil que impacto a Francisco, forma parte de las armas "menos letales" y que incluyen balas de goma y gases lacrimógenas, "por lo que consideró que el uso de esas herramientas no exime a las fuerzas de seguridad de su obligación de respetar los principios de necesidad y proporcionalidad del uso de la fuerza".

Además, dijo que las fuerzas de seguridad deben rendir cuentas cuando el uso de las armas "menos letales" haya supuesto un daño o riesgo a la salud o integridad de una persona, especialmente cuando son utilizadas de forma inadecuada.

AI recalcó que las autoridades deben dar a conocer los detalles de las armas "menos letales", la forma en que los policías son capacitados para emplear esos instrumentos, y los protocolos de uso.

La organización llamó a las autoridades a que garanticen que las fuerzas policiales están debidamente capacitadas y se rigen bajo las normas internacionales sobre el uso de la fuerza y armas.

Recordó que en reiteradas ocasiones ha mostrado su preocupación ante el aumento de abusos contra manifestantes, por parte de las fuerzas policiales, registrados en los últimos 18, en México.

También dijo que no se ha llevado ante la justicia a ningún policía por los abusos cometidos el 1 de diciembre de 2012, a pesar de que las autoridades han aceptado la recomendación de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.