Pese a operativos, actividad en 5 de Febrero es "normal"

Las fincas que fueron aseguradas por la Fiscalía General del Estado, ante la presunción de vender objetos robados, ya han sido reabiertas.
El cliente va consciente de que lo que compra puede ser robado, dice un vendedor.
El cliente va consciente de que lo que compra puede ser robado, dice un vendedor. (Henry Saldaña)

Guadalajara

La venta de autopartes de dudosa procedencia en la zona de 5 de Febrero no ha cambiado pese al último operativo que llevó a cabo la autoridad ministerial hace cinco meses, cuando además se colocó una agencia del Ministerio Público itinerante.

MILENIO JALISCO dio a conocer que sólo tres de cada diez averiguaciones previas iniciadas por el robo de autopartes logra ser consignada, por ello se realizó un recorrido por la zona en donde las autoridades reportaron haber asegurado fincas y miles de objetos de dudosa procedencia.

Las autopartes, legales e ilegales, van y vienen con normalidad, incluso ante la presencia de la autoridad, cuando se hacen recorridos de vigilancia. Jóvenes en bicicleta o motocicleta entran y salen de las bodegas que se localizan desde las avenidas Calzada Independencia, González Gallo, Del Ejército y 5 de Febrero, con las piezas ofertándolas sin ningún tipo de regulación o documento que acredite su legal procedencia.

Las bodegas que fueron aseguradas por las autoridades ministeriales para ser investigadas por la presunta venta de objetos ilegales trabajan con normalidad y según lo dicho por las personas que las operan “los locales que fueron decomisados por la Fiscalía ya están trabajando, ya que al parecer no integraron bien la averiguación”, expresó uno de los vendedores que solicitó el anonimato.

Sobre la manera de operar, ante una revisión repentina, el entrevistado señaló que todo funciona con normalidad, los coyotes se acercan para ofrecer las piezas y en caso de lograr una venta le piden esperar diez minutos para entregarla, pues hay que ir por ella a las bodegas aledañas, ya que en los negocios sobre 5 de Febrero –lo más visible en un operativo– se procura tener sólo mercancía legal.

“Tú ves al cliente, por ejemplo, tú le das un precio de un espejo, si no se interesa le bajas el precio, pero él va consciente que puede ser robada [la pieza]”, explica el vendedor.

La Fiscalía General del Estado, en mayo de 2013, realizó una serie de operativos en la zona en donde se decomisaron miles de autopartes, incluso fue detenido Quirino Navarro González, quien fue señalado como líder de una banda dedicada al robo y comercialización de estas piezas, incautándosele dos fincas en las que había más de tres mil partes de coches.

El hombre fue consignado al Juzgado Décimo Tercero de lo Penal por el delito de robo calificado y delincuencia organizada, sin embargo, fue liberado porque según la autoridad judicial no se aportaron elementos suficientes para que se le iniciara un proceso penal, aunque consta en su declaración ministerial reconocer que al menos tres sujetos trabajaban para él hurtando piezas que después eran vendidas en sus negocios.