Penitenciaría El Hongo III sin funcionar por falta de presupuesto

Aún no se cuenta con personal contratado, y los edificios están vacíos, declaró el subsecretario del Sistema Penitenciario en BC, Jesús Héctor Grijalva Tapia

Tijuana

Los penales de Baja California se colocan en el tercer lugar en el país en materia de sobrepoblación, situación que podría solucionarse con el Nuevo Sistema de Justicia Penal y con las nuevas instalaciones, ya inauguradas, del Hongo III.

Sin embargo, por falta de presupuesto, esta penitenciaría no ha iniciado funciones, pues aún no se cuenta con personal contratado, y los edificios están vacíos, declaró, en entrevista para Milenio Radio, el subsecretario del Sistema Penitenciario en Baja California, Jesús Héctor Grijalva Tapia.

"En Mexicali lo hemos visto, la población de Mexicali tiene aproximadamente mil 500 internos menos que tenía antes de que inició el Nuevo Sistema de Justicia Penal, entonces esto va a favorecer y va a hacer mucho más ágil los procesos penales. No tanto es la procuración de justicia, porque hay que recordar que las personas procesadas se encuentran a disposición del poder judicial bajo un proceso penal y están procesados; entonces es la dilación dentro del mismo proceso penal y tampoco puede ser imputable al poder Judicial, sino al desahogo de pruebas, a la misma esencia de cada uno de los procesos y cómo es el sistema tradicional que requiere unos tiempos mucho más prolongados, que lo que puede hacer un sistema nuevo de justicia que se desahogan las pruebas de manera inmediata", explicó.

Por otra parte, luego de que abogados del Colegio "Emilio Rabasa" denunciaran hostigamiento y malos tratos en las revisiones de la penitenciaría de La Mesa, Grijalva reconoció que aun cuando las revisiones son estrictas para el ingreso, éstas son dignas, pues se realizan de manera privada e individual.

"Para el efecto de poder verificar que efectivamente se trata de un abogado en Derecho, que cuenta con toda la certificación para poder ejercer la profesión y poder brindarle servicio a un interno, tenemos que cotejar con una cédula profesional. Tenemos un módulo de registro en el centro operando, tenemos aproximadamente a 180 abogados registrados en este módulo, en donde presenta su cédula por única ocasión, se escanea esa cédula, se queda en el sistema y aparecen todos sus datos. El abogado simplemente llega con un 'NIP' y aparecen en el sistema su fotografía, sus datos, toda su información, que nos da la certeza de que es la persona que puede ingresar al centro a ofrecer su servicio", comentó.