Piden a Peña capturar a ‘La Tuta’

El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública también pidió detener a Julio César Godoy, medio hermano del ex gobernador de Michoacán, a quien se le relaciona presuntamente con el cártel de los ...

México

Organizaciones sociales aliadas al Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal pidieron al presidente Enrique Peña Nieto la urgente detención del líder de Los caballeros templarios, Servando Gómez La Tuta y de Julio César Godoy, medio hermano del ex gobernador de Michoacán Leonel Godoy, a quien se le relaciona presuntamente con el cártel.

José Antonio Ortega, presidente del Consejo, aseguró que en Michoacán Los caballeros templarios son quienes "verdaderamente gobiernan la entidad, con permiso del gobernador Fausto Vallejo" y cometen homicidios, secuestros, extorsiones, violaciones y robos.

"Sabemos que quien gobierna en el puerto de Lázaro Cárdenas es La Tuta, él dice que entra y que sale, extorsiona a empresarios de minerales ferrosos, cobra derecho de piso por cada barco que sale hacia China o hacia cualquier parte del extranjero" dijo.

Al respecto, el activista comentó que la organización ha recibido tres denuncias por el derecho de piso que les cobran los Templarios a empresas de minerales ferrosos y otra de un alcalde de Guanajuato a quien, aseguró, le piden una cuota mensual para dejarlo gobernar y el 10 por ciento de las obras que se realicen en el municipio.

El consejo ciudadano y organizaciones sociales como México Unido por Michoacán, planteó desarticular en su totalidad a las bandas delictivas, investigar a los funcionarios de los tres niveles de gobierno y a los ex gobernantes que pudieran haber dado protección a los grupos criminales, sobre todo en la zona de Tierra Caliente.

También pidió girar una orden de captura contra los responsables del asesinato del alcalde Ricardo Guzmán Romero, en el municipio de La Piedad, Michoacán, ocurrido el 2 de noviembre de 2011.

Ortega Sánchez también solicitó protección para el obispo Miguel Patiño e integrantes de la diócesis de Apatzingán, quienes han levantado la voz para denunciar ante los medios de comunicación los actos violentos que cometen los templarios.

"Hoy hay una ingobernabilidad en Michoacán. Los soldados y policías federales sólo ven como secuestran, extorsionan y no han detenido a nadie", agregó.