Pelearon a muerte Daniela y Ferran

Luego de evaluaciones periciales, autoridades ministeriales dieron indicios de que la tragedia de la familia Castello Murillo fue antecedida por una riña de la pareja.
Esta es la casa.
Esta es la casa. (Guillermo Villegas)

León, Gto.

Patricia Daniela Murillo Kronhauser y su esposo Ferran Castello Pedro en su residencia en el fraccionamiento Jardines de Santa Fe pelearon a muerte en la segunda planta de su hogar y también en la planta baja; autoridades hallaron manchas de sangre en los dos pisos y restos de objetos quebrados.

Aún no se define concretamente quién de los dos adultos mató a su propio hijo, el menor de apenas cuatro meses de nacido solo presentó un golpe en la frente y murió por traumatismo craneoencefálico.

El homicidio de la mujer y de su hijo fue descubierto por su empleada doméstica a las 10 de la mañana del miércoles en el fraccionamiento cercano a la Universidad Iberoamericana León.

Autoridades ministeriales se inclinan por la hipótesis de que Ferran Castello Pedro habría asesinado a su esposa y a su hijo y luego murió en un accidente en Irapuato.

Ni la mujer ni el hombre dejaron mensajes póstumos, por ello las autoridades ministeriales tienen un trabajo difícil para establecer una mecánica de los crímenes ocurridos dentro de la residencia de la familia Castello Murillo.

Investigadores tienen asegurados varios objetos de la casa y otros que estaban dentro del coche de Ferran que se analizan y serán fundamentales para definir lo ocurrido dentro de la residencia en Jardines de Santa Fe, en León.

En caso de esclarecerse el hecho y determinar que el hombre fue el responsable del doble crimen, el caso se archivará. Y de la misma manera, si se estableciera que la mujer le dio muerte a su hijo y luego fue asesinada por su esposo, también se archivaría el caso.

"Los familiares no piden ya nada, pero a nosotros como autoridades investigaremos lo que nos compete", comentó Manuel Ángel Hernández Hernández, Subprocurador General de Justicia en León.

El Subprocurador confirmó que de acuerdo a la versión de sus familiares, el hombre era muy celoso y posesivo con Patricia Daniela.

Incluso, Patricia una vez le habría platicado a su madre que Ferran la había agredido en una discusión, pero ella no denunció el hecho.

"Dentro del domicilio hubo forcejeos, hubo objetos rotos, tirados diseminados en el piso, el cuerpo de ella estaba en la puerta de acceso, el bebé sobre su cama en su recámara. No hay indicios de robo en la casa", explicó el funcionario.

Agregó, "Una de las sirvientas dio aviso a las autoridades, ella no fue testigo. Una de las ex esposas acudió a declarar y no menciona que haya habido violencia en su relación. Hay muchas manchas de sangre en la planta alta y en la baja, periciales están trabajando para explicar una dinámica del hecho".

En una semana podrían concluir algunas pruebas periciales que puedan ayudar a las autoridades a determinar lo que ocurrió.