Abandonan a su bebé después de discutir

El hombre salió de la habitación en la avenida Carranza, detrás de él Gabriela Reyes de 22 años iba cubierta con una sábana al parecer sin ropas de vestir y en el interior se encontraba la pequeña.
La pequeñita estaba en muy mal estado cubierta con una cobijita sucia.
La pequeñita estaba en muy mal estado cubierta con una cobijita sucia. (Milenio Digital )

Torreón, Coahuila

Alrededor de las 16:00 horas, una pareja que vive en una habitación rentada en la avenida Carranza en el número 2311 bis, sostuvo una fuerte discusión que fue escuchada por los vecinos.

El hombre salió del domicilio. Posteriormente la mujer de nombre Gabriela Reyes Arteaga de 22 años de edad, salió detrás de él, cubierta con una toalla o sábana, al parecer sin más prendas de vestir.

Antes de irse, Gabriela les dejó a los vecinos la cartilla de su bebé de cuatro meses, a quien la pareja dejó abandonada en el lugar sin mayores remordimientos.

Debido al fresco de la tarde y la preocupación por la criatura, los vecinos fueron por la menor a la habitación que rentan Gabriela y su pareja, al fondo de la casa, en un segundo piso.

Serán las autoridades pertinentes quienes determinarán lo que va a suceder con la pequeña y con los padres en cuanto aparezcan.
 

La bajaron y la colocaron en otro cuarto, donde la cubrieron con cobertores ya que estaba dormida. La niña al parecer no tiene nombre, pues en la cartilla solo aparecen los apellidos de la madre.

Después de resguardar a la criatura, llamaron a la policía, acudiendo agentes para ver que sucedía en el lugar. Informaron las personas que estaban ahí, que era muy frecuente que la pareja discutiera, a grados extremos de incluso romper vidrios del cuarto.

Cabe señalar que el cuarto se encuentra en deplorables condiciones de aseo. Aparte de los cristales rotos, atrás de la puerta había una botella de caguama destrozada, ante los riesgos que esto pueda representar para la menor.

Lo peor es que la pequeñita también estaba en muy mal estado, cubierta con una cobijita tan sucia como ella que seguía durmiendo plácidamente ajena al abandono de sus padres.

Destaca el hecho de que hace un mes aproximadamente, la misma madre de la menor hizo llamadas al número de emergencias, porque su pareja dejó encerrada con candado a la pequeñita. Acudieron Cruz Roja y Bomberos para revisarla y para abrir la puerta.

Los policías llamaron a la Unidad Especializada, acudiendo las autoridades correspondientes para indagar el caso. Para cuando llegaron, ninguno de los padres de la menor había aparecido.

Serán las autoridades pertinentes quienes determinarán lo que va a suceder con la pequeña y con los padres en cuanto aparezcan.