Asesinato de periodista fue por “venganza personal”, insiste gobierno

El secretario de Gobierno de Veracruz, Erick Lagos, descartó que Veracruz sea el estado más peligroso del país para ejercer esa profesión: "se respeta y se implementa la libertad de expresión" en ...
Los reporteros de Chilpancingo se manifestaron en la ciudad.
(Rogelio Agustín Esteban)

Ciudad de México

El secretario de Gobierno de Veracruz, Erick Lagos, insistió en que el asesinato del periodista Gregorio Jiménez de la Cruz fue por las diferencias que tuvo con una de sus vecinas. "Fue una venganza personal".

Entrevistado para Más MILENIO, con Carlos Zúñiga, el funcionario descartó que el crimen haya ocurrido a causa del ejercicio periodístico: "No tiene nada que ver con el ejercicio del periodismo (...) el crimen tiene que ver con una venganza personal, con una diferencia que tuvo con el periodista", por lo que la mujer ofreció 20 mil pesos para que lo secuestraran y mataran.

Reveló que los otros dos cuerpos hallados en la fosa clandestina, junto con el cuerpo del periodista, fueron identificados como Ernesto Ruiz, 'El Cometierra', quien fue privado de la vida el 18 de enero; el otro cadáver correspondía a un taxista.

Lagos recordó que en un operativo conjunto entre fuerzas federales ubicaron a José Luis Márquez Hernández, en una terminal en Coatzacoalcos, cuando estaba a punto de irse del estado. El hombre confesó haber participado en el plagio y homicidio del comunicador.

El detenido dio señales de que Teresa de Jesús Hernández Cruz, era la responsable de contratarlos a sicarios para cometer el crimen contra el periodista. Por lo que elementos de seguridad se movilizaron y capturaron a cuatro personas.

Los presuntos responsables llevaron a los agentes a una fosa clandestina donde exhumaron tres cuerpos, entre ellos el del periodista.

Con la detención de las cuatro personas, el secretario de Gobierno dijo que se desarticuló a esa banda que se dedicaba al robo, secuestro y homicidio, en la región.

El funcionario descartó que Veracruz sea el estado más peligroso del país para ejercer el periodismo. "En Veracruz no sólo se respeta y se implementa la libertad de expresión (...) los hechos han tenido una respuesta".