"Dijeron que en Ciudad Madero no tienen Código Amber"

El matrimonio nuevoleonés denunció que las autoridades de Tamaulipas les pidieron varios trámites para iniciar la búsqueda de la niña Melany Viridiana Gómez Ramón, de siete años de edad.
Melany Viridiana Gómez, de 7 años, fue robada en Ciudad Madero.
Melany Viridiana Gómez, de 7 años, fue robada en Ciudad Madero. (Especial )

Monterrey

Desesperados y sin apoyo por parte de las autoridades de Tamaulipas, es como se encuentran los padres de la menor regiomontana que fue raptada mientras dormía en una casa que rentó la familia, al vacacionar en Ciudad Madero.

El matrimonio nuevoleonés dijo en entrevista con el arquitecto Héctor Benavides, en Telediario nocturno, que aún no se ha activado el Código Amber, pues las autoridades de esa ciudad señalaron que eso tendría que ser en Ciudad Victoria, ya que ahí no se puede.

"Dijeron que en Ciudad Madero no tienen Código Amber; se los pedí pero me dijeron que no estaba, que era en la zona donde sucedía el hecho.

"Aquí en Ciudad Madero no lo tenían y les dije que si yo iba a Ciudad Victoria ahí si me lo hacen, y me dicen que es en la ciudad donde sucede" mencionó la madre de la menor.

Además, Mario Gómez Téllez, padre de la menor Melany Viridiana Gómez Ramón, aseguró que tuvieron que recurrir a los Marinos para que los ayudaran a buscar a la niña, ya que aunque hicieron un llamado al 076 y les avisaron que mandarían a policías, estos nunca llegaron.

Sobre el hecho, la madre de la menor desaparecida, Liliana Ramón Rodríguez, detalló que el rapto ocurrió cerca de las tres de la madrugada, a dos cuadras de la playa Miramar, en una casa que había rentado la familia mientras vacacionaban.

Relató que de repente escuchó ruidos en la puerta por lo que al abrir los ojos alcanzó a ver una silueta de un hombre que traía a una persona cargada.

Agregó que en ese momento se paró y al encender la luz se dio cuenta que faltaba su hija, por lo que salió corriendo a la calle y ya no encontró a nadie, realizando una mayor búsqueda sin lograr el objetivo.

Por su parte, el padre de la niña indicó que al encontrarse con un convoy de la Secretaría de Marina, les pidieron ayuda y fueron quienes los apoyaron hasta cerca de las siete de la mañana, ya que debían presentar la denuncia.

"Marcamos al 076, donde nos dijeron que nos iban a dar apoyo pero nunca llegó. Salimos al Bulevar de la playa y nos encontramos con dos convoys de marinos y ya nos estuvieron apoyando checando la zona, solamente hasta las siete de la mañana ya no vimos a ningún marino aquí.

Al acudir a la Policía Federal tendrían que esperar dos horas más ya que abrían hasta las 9, por lo que decidieron hacer unos volantes con la foto de la menor y teléfonos de contacto, que repartieron en la zona donde ocurrió el hecho y en la playa.

"Estuvimos en todas partes, también fuimos con la policía federal y nos dijeron que no podían hacer nada hasta que no estuviera una denuncia formal. Nos mandaron a la delegación de Madero y nos dijeron que nada más nos iban a mandar patrullas pero que ahí no era donde se levanta la denuncia y nos mandaron a otra delegación y resulta que en esa Procuraduría abren hasta las nueve de la mañana, entonces nos tuvimos que esperar hasta esa hora para que nos atendieran" dijo el padre de Melany.

"Entre mi esposa y yo nos pusimos a hacer volantes con fotos de la niña y con el teléfono de mi esposa. Nos pusimos a repartir volantes por toda la playa, en todos los negocios y así fue como las autoridades empezaron a sentir presión y nos comenzaron a apoyar".

Mantendrán autoridades de NL contacto con Tamaulipas

El subprocurador del Ministerio Público,Javier Flores Saldívar, aseguró a la familia que mantendrán contacto con las autoridades de Tamaulipas, para tratar de dar con el paradero de la menor Melany Viridiana Gómez Ramón.

En entrevista en Telediario, el funcionario estatal indicó que sí tienen conocimiento del robo de la menor, y buscará que se active la Alerta Amber lo más pronto posible.

Además puso a disposición de la familia un número telefónico para estar al tanto de cómo van las investigaciones del caso.