Pacificador de Tijuana y Juárez sobrevive a ataque

Julián Leyzaola recibió dos balazos, por lo que fue atendido de emergencia en un hospital privado; al principio fue reportado grave, pero la fiscalía confirmó que ya está fuera de peligro.

Chihuahua

Julián Leyzaola Pérez, ex secretario de Seguridad Pública Municipal de Ciudad Juárez, fue herido de dos disparos cerca del puente internacional Zaragoza, en esta ciudad fronteriza.

La fiscalía general de la entidad anunció que hay dos detenidos y que el pacificador de Tijuana y Juárez está fuera de peligro.

El atentado ocurrió poco después del mediodía de ayer, cuando el también ex titular de la policía en Tijuana, y a quien se atribuye la baja de la criminalidad durante su gestión, viajaba en una Jeep gris junto con su esposa y su hijo.

“¡Ya me voy a morir!, ¡déjenme aquí!”, exigió el teniente coronel retirado a los paramédicos, quienes lo trasladaron al Hospital Ángeles, y donde, en un primer momento, se le reportó “muy grave”. El lugar fue convertido en una fortaleza por agentes policiacos y militares.

Por la tarde, la dependencia confirmó que el ex funcionario está fuera de peligro.

Según la fiscalía estatal, el ex militar fue sorprendido frente a una casa de cambio en las calles Nardos y Waterfill, por un sujeto que bajó de una camioneta Mitsubishi Endeavour negra y le disparó. Al momento del ataque, Leyzaola Pérez estaba desarmado y sin escoltas.

La avenida Internacional estuvo cerrada en ambos sentidos, mientras que varias patrullas peinaban la zona. A las 13:30 horas fue reabierta la circulación vehicular.

Más tarde, el fiscal de Chihuahua, Jorge González Nicolás, anunció que el estado de salud del ex jefe policiaco era estable y fue intervenido de emergencia, ya que una de las balas se alojó en su espina dorsal.

Afirmó que por estos hechos fueron detenidos dos presuntos responsables y anunció que pondrán vigilancia especial para la familia del ex funcionario, que resultó ilesa.

“Son personas desorganizadas (los detenidos) que no contaban con una logística ni con un gran poderío, ya que el arma es rara vez utilizada (.380) y portaban solo cuatro cartuchos, lo que indica que tenían un total desconocimiento de lo que iban a hacer”, dijo el fiscal.

Afirmó que se tiene como posible móvil una venganza, y que los sujetos arrestados declararon que les ordenaron matar “a alguien, pero nunca supieron a quién”.

En tanto, César Omar Muñoz Morales, sucesor de Leyzaola Pérez en Juárez, detalló que los detenidos son Hugo Alonso Serenil Luna, de 33 años, y Jesús Antonio Castañeda Álvarez, de 25, a quienes se les aseguró un arma calibre .380, 12 dosis de cocaína, dos radios y cuatro celulares.

Sin embargo, el ex alcalde Héctor Murguía Lardizábal, quien invitó a Leyzaola a colaborar en su administración, expresó que al visitar al herido, le dijo: “Ya agarraron a dos”, a lo que le contestó su ex jefe policiaco: “No fueron dos (los atacantes), fueron cuatro”.

González Nicolás no descartó que haya más involucrados en el atentado, por lo que dijo que ya se realizan inspecciones en algunos sectores de la ciudad.

"EL COMANDANTE RUDO"

Como titular de la Policía Municipal de Ciudad Juárez, de 2010 a 2013, a Leyzaola Pérez se le atribuye aplicar una estrategia de seguridad que disminuyó la delincuencia; sin embargo, también se le acusa de diversas violaciones a derechos humanos.

Entre amenazas, abusos y reconocimientos, por lo que se le dio el sobrenombre de Comandante rudo, inició y concluyó su encargo como jefe de las oficinas de seguridad pública de Tijuana y Ciudad Juárez.

Nació el 27 de febrero de 1960 y con el cargo de teniente coronel logró frenar hasta en 90 por ciento la violencia en la frontera juarense, así como en Tijuana. Sin embargo, en ambas ciudades, los abusos, secuestros y violaciones a los derechos humanos por parte de los agentes y del propio ex jefe policiaco, se habían convertido en su principal sello para enfrentar a la delincuencia común y organizada.

Apenas el jueves, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos pidió al gobernador César Duarte Jáquez que acelerara la investigación sobre la muerte de cuatro juarenses a manos de agentes al mando del entonces secretario Leyzaola Pérez.

SIETE MUERTOS

En el Distrito Federal, dos mujeres, de 30 y 28 años, y un hombre, de 22, fueron asesinados a balazos y tenían el tiro de gracia, en una vivienda en la calle Verdi, colonia Peralvillo, en la delegación Cuauhtémoc. En el lugar quedaron 13 casquillos percudidos.

En el Estado de México, un hombre, de 35 años, fue asesinado de un tiro en la cabeza y su cuerpo abandonado junto a una escuela primaria en Los Reyes Iztacala, municipio de Tlalnepantla. En Puebla se reportó el hallazgo de dos cuerpos maniatados y degollados, en dos puntos de la zona de Valsequillo.

En Veracruz fue hallado el cuerpo de la menor Columba Campillo, extraviada desde el pasado miércoles, en un terreno baldío de la colonia Las Gardenias, en Boca del Río. Las autoridades afirmaron que ya cuentan con indicios suficientes para dar con el paradero de los responsables. En Chihuahua, hubo tres homicidios violentos.

(Con información de: Ignacio Alzaga, Daniel Hernández, Isabel Zamudio y Agencias)