PRI descarta daños; PRD y PAN ven ingobernabilidad

César Camacho confía en que al no haber impunidad, la ciudadanía los apoye en 2015; “el tiempo nos dio la razón”, dice Ernesto Cordero.
El líder nacional priista pidió evitar las consignas en el caso Reyna.
El líder nacional priista pidió evitar las consignas en el caso Reyna. (Claudia Guadarrama)

México

Líderes del PRI descartaron que casos como el de Jesús Reyna, ex secretario de Gobierno de Michoacán, dañen a su partido e incluso confiaron en que al percatarse de que no hay impunidad, la ciudadanía los beneficie en las elecciones de 2015.

Mientras, en el PAN y el PRD alertaron que la investigación contra el también ex gobernador interino refuerza la preocupación por la ingobernabilidad en ese estado y prevén que surjan más nexos de funcionarios con la delincuencia organizada.

Emilio Gamboa, coordinador del PRI en el Senado, puntualizó que una persona no puede dañar a un partido que tiene millones de seguidores y afiliados.

En entrevista dijo desconocer las razones por las que Reyna fue interrogado por la PGR, pero descartó que este caso y el de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre (ex líder del priismo capitalino señalado de tener una red de prostitución) afecten a su partido.

“No tengo más información de por qué fue citado (Reyna). Vamos a esperar a ver qué nos informa la PGR antes de emitir cualquier juicio”, comentó.

—Juntando este caso y el de Cuauhtémoc Gutiérrez ¿no se está dañando al partido? —le preguntaron los reporteros.

—Yo digo que el partido tiene millones de mexicanos que lo siguen, que están afiliados. Que cada uno de estos dos personajes aclaren puntualmente su posición en cuanto a lo que están siendo acusados, pero no por una persona se puede acusar a un partido.

Al respecto, César Camacho Quiroz, dirigente nacional del PRI, advirtió que la filiación partidaria no tiene que ser un pretexto ni carta abierta para que alguien pueda cometer actos ilícitos, por lo que si hay un asunto serio en curso se debe dejar que avance y llegar hasta sus últimas consecuencias.

Consideró que la investigación a Reyna por vínculos con el narcotráfico en vez de perjudicarlos, los va a beneficiar para las elecciones de 2015.

“Claro, por el hecho de que a los michoacanos, y a los mexicanos en general, se les diga que no hay nadie que quede fuera del alcance de la ley si alguien se atreve a vulnerarla”, explicó.

Incluso opinó que casos como los de Reyna y Gutiérrez son “eventualmente penales” y no partidarios.

“No es un asunto de priismo ni de militancia. Es de responsabilidad eventualmente penal. Están abiertas las investigaciones y lo que queremos es que haya un desempeño profesional, que se eviten las consignas, pero que no se permita la impunidad”, puntualizó.

La militancia, insistió, no puede ser una patente de corso y las autoridades deben tener absoluta libertad para investigar lo que alguien ha puesto en su conocimiento.

Ernesto Cordero, candidato a la presidencia nacional del PAN, dijo que la indagatoria a Reyna refuerza la preocupación sobre la ingobernabilidad en Michoacán.

“Hay que esperar a que acaben las investigaciones. En el PAN siempre habíamos señalado nuestra profunda preocupación por el desgobierno que hay en Michoacán. Siempre lo señalamos y parece que el tiempo nos está dando la razón. Pero no hay que precipitarnos y hay que esperar a que concluyan las investigaciones”, subrayó.

Alejandro Encinas, senador del PRD, consideró que el caso Reyna “es la punta de toda una madeja que debe irse desenvolviendo gradualmente”.

“Estoy convencido que haber tomado una decisión de esa naturaleza es resultado de contar con elementos y pruebas claras de su involucramiento, lo cual va a conducir no solamente a esclarecer la relación que esta persona tenía con grupos de la delincuencia organizada, sino que otros funcionarios, servidores públicos, autoridades locales, municipales o incluso federales están involucradas en este asunto”, manifestó.