PGR inicia averiguación sobre video de Gerardo Ortiz

La investigación se debe a que la casa en la que se grabó "Fuiste mía" era visitada con frecuencia por un presunto líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, quien fue detenido el año pasado.

Ciudad de México

La Procuraduría General de la República inició una averiguación previa por el video musical del cantante grupero Gerardo Ortiz, “Fuiste mía”, porque la casa en donde se filmó presuntamente era constantemente visitada por Daniel Quintero Riestra, Dany Quintero, uno de los líderes del Cártel Jalisco Nueva Generación, quien fue detenido el año pasado.

Funcionarios del gobierno federal informaron que la Representación Social de la Federación con sede en Jalisco inició la indagatoria por lo que hace solo a la propiedad y el video, donde también se observa la supuesta participación de elementos policiacos de esa entidad.

Indicaron que es probable que la Procuraduría General de la República ejerza su facultad de atracción para desahogar este caso, ya que hay elementos que hacen presumir el delito de delincuencia organizada.

Por su parte, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada también inició un acta circunstanciada.

El inmueble donde se filmó el video musical fue escenario de un enfrentamiento entre agentes de la Fuerza Única Metropolitana (FUM) y presuntos integrantes del Cártel Jalisco, el 4 de noviembre de 2014.

De acuerdo con datos de autoridades estatales y federales, en la casa con el número 105, de la calle Colima al cruce con Felipe Ángeles, en la colonia El Mante, municipio de Zapopan, se registraron disparos de armas de fuego en la fecha señalada.

Cuando los policías llegaron al lugar, varias personas ingresaron al inmueble, lo que dio inicio a un operativo para detener a los sospechosos. 
Los presuntos delincuentes dispararon contra los agentes, estos últimos que respondieron al ataque; el tiroteo no dejó lesionados pero culminó con la detención de 14 personas, entre las que se encontraban tres mujeres.

Al interior de la casa se encontraron seis fusiles de asalto .223 AR-15 y AK-47, además de un lanza granadas calibre .40 y cuatro municiones, una granada de fragmentación, y cinco vehículos de lujo, entre los cuales destacaba un Bentley, cuyo valor comercial supera el millón y medio de pesos.