Apela la PGR el auto de libertad a funcionarios

La Procuraduría General de la República impugnó la resolución del juez que concedió la libertad de los funcionarios del Cisen que fueron acusados como responsables de la fuga de “El Chapo".

México

La Procuraduría General de la República (PGR) apeló la resolución del juez de Distrito que concedió la libertad de dos funcionarios del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) que fueron acusados como responsables de la fuga del capo Joaquín El Chapo Guzmán.

Funcionarios federales indicaron que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) también impugnó la libertad de dos agentes de la Policía Federal, que al igual que los del Cisen, tenían la obligación de vigilar los movimientos del narcotraficante, a través de un sistema de monitoreo.

Las únicas personas que se encuentran enfrentando proceso penal por su probable responsabilidad en el delito de evasión de presos en la hipótesis de cuando el detenido está siendo procesado por la comisión de delito o delitos contra la salud, son:

Juan Ignacio Cuarenta Orozco, supervisor de Seguridad Penitenciaria adscrito al órgano Administrativo de Prevención y Readaptación Social (OADPRS) y custodio del área de tratamientos especiales.

Esteban Estrada Ramírez, oficial de prevención penitenciaria adscrito al OADPRS y custodio del área de tratamientos especiales; y Vicente Flores Hernández, jefe de supervisores del Centro de Control de División de Inteligencia de la Policía Federal.

Los funcionarios federales dijeron que la PGR busca que se juzgue por los mismos delitos a Emanuel Galicia Conchillo y Luis Alberto Morales, ambos monitoristas de la Policía Federal y que pertenecen a la División de Inteligencia.

Asimismo, quiere llevar a la cárcel a José Daniel Aurioles Tavares y Juan Carlos Sánchez García, el primero de ellos jefe del departamento de monitoreo del Cisen y el segundo operador de monitoreo del citado departamento del Centro de Investigación y Seguridad Nacional.

El 17 de julio de este año, el juez Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México,  libró orden de aprehensión únicamente en contra de siete personas por el delito de evasión de presos en la hipótesis de cuando el detenido está siendo procesado por la comisión de delito o delitos contra la salud.

El 24 de julio, el juez Tercero de Distrito con residencia en Guanajuato, al actuar en auxilio del juzgado Cuarto, dictó auto de formal prisión sólo contra tres servidores públicos.

Sobre el delito de evasión, se estableció que la forma de fuga de Guzmán Loera, indicaba que le fueron proporcionados datos estratégicos y logísticos de la penitenciaría, y que la construcción de un túnel altamente sofisticado en un centro penitenciario de máxima seguridad, permitía afirmar que funcionarios públicos propiciaron y favorecieron al evasor.

La probable responsabilidad se acreditó en relación al encargado del Centro del Control y dos custodios, de quienes, por el momento, estimó existían evidencias de su participación en favorecer el escape de Guzmán Loera.

“En cuanto al encargado del Centro de Control (monitores) se observaron incongruencias en sus declaraciones, corroboradas con otros datos de prueba; esto, sumado a una dilación en su proceder, indicó que intencionalmente favoreció la evasión, a título de probable”, señaló el juez.