PGR pone precio a capos de Guerrero y Morelos

El objetivo es capturar a Santiago Mazarí, ‘El Carrete’, líder de ‘Los Rojos’ en ambas entidades y ligado al caso Iguala; otro de los buscados es ‘El Pescado’, cabecilla de ‘La Familia’ michoacana.
La dependencia que encabeza Arely Gómez dio a conocer el monto de las recompensas.
La dependencia que encabeza Arely Gómez dio a conocer el monto de las recompensas. (Héctor Téllez/Archivo)

México y Guerrero

La Procuraduría General de la República emitió un acuerdo en el que ofrece recompensas de un millón y medio y 3 millones de pesos, por información que permita la captura de 13 delincuentes identificados como responsables de la ola de violencia en Guerrero y Morelos, cuyos nombres cobraron relevancia a partir de la investigación que se inició contra los grupos criminales de esas entidades a raíz de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Las gratificaciones más altas que la PGR pretende pagar a los denunciantes tienen como objetivo localizar y capturar a Santiago Mazarí Miranda Hernández, El Carrete, líder de Los Rojos en Morelos y Guerrero, personaje que ha sido mencionado en la indagatoria del Caso Iguala.

Sicarios de Guerreros Unidos afirmaron que Mazarí tenía “infiltrados” entre los estudiantes de Ayotzinapa, quienes según la investigación de la PGR fueron asesinados y sus cuerpos quemados en el basurero de Cocula, versión que ha sido cuestionada por expertos que participan en las indagatorias.

Asimismo, a El Carrete se le vincula con el asesinato de la alcaldesa de Temixco, Gisela Mota; el delincuente ha logrado escapar en tres ocasiones de operativos de las fuerzas federales, el último de ellos, el pasado enero, cuando la PGR, la Policía Federal y el Ejército catearon un rancho de su propiedad.

Otra de las recompensas de 3 millones de pesos es por datos que ayuden a encontrar a Johnny Hurtado Olascoaga, El Pescado, líder de La Familia michoacana, quien se oculta en Guerrero.

De acuerdo con una averiguación previa de la PGR que derivó del caso Iguala, el jefe máximo de Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias Salgado, El Chino, confesó los presuntos nexos que alcaldes tienen con ésta y otras organizaciones delictivas y los negocios con empresarios, como el argentino Carlos Ahumada.

MILENIO publicó que Sidronio Casarrubias declaró el 18 de octubre de 2014 ante el agente del Ministerio Público federal que Carlos Ahumada es socio de Johnny Hurtado Olascoaga, motivo por el cual el empresario de origen argentino es investigado por su probable relación con organizaciones delictivas que operan en Guerrero.

La PGR ofrece también 3 millones de pesos por información que le permita atrapar a Salvador Granados Vargas, El Chava Granados, líder de Los Granados, quién opera en la Costa Grande de Guerrero; en 2011 la dependencia federal ya había ofrecido una recompensa de un millón de pesos, pero no obtuvo una respuesta positiva.

Uno más de los objetivos de la PGR es la localización de Éder Jair Sosa Carbajal, líder de La Barredora, célula criminal que es una escisión del cártel de los hermanos Beltrán Leyva y que hoy trabaja con el cártel de Sinaloa. Por Éder se ofrecen 3 millones de pesos.

Entre los delincuentes por quienes se ofrecen recompensas de millón y medio de pesos está también Salomón Pineda Villa, cuñado del ex alcalde de Iguala José Luis Abarca, ex servidor público señalado por la PGR como presunto autor intelectual de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Salomón ha logrado escapar de diversos operativos en Morelos.

Otro de los delincuentes por los que se ofrece millón y medio de pesos es Alfredo Hurtado Ulozcoaga y/o Alfredo Hurtado Ulascoaga, El Fresa, hermano del líder de La Familia michoacana.

El resto de los sospechosos por los que se recompensará con la misma cantidad son Carlos Antonio Rabadán Hernández y/o Carlos Barragán Hernández, El Melón; Senen Nava Sánchez, Francisco Maldonado Bustos y/o Rodolfo Maldonado Bustos y/o José Pineda Pineda y/o José González Pineda, Don José.

Lo mismo que Salvador Navarro Peñaloza y/o Luis Navarro Peñaloza, El Zarco o El 01; Israel Arroyo Mendoza, El Spaghetti; Víctor Hugo Benítez Palacios, El Tilo, y Juan Salgado Guzmán El Indio y/o El Caderas.

MINUCIOSA INVESTIGACIÓN

El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, se refirió a los hechos de violencia en los que han asesinado a funcionarios de Acapulco y pidió al fiscal del estado, Xavier Olea, una minuciosa investigación de esos crímenes.

“Pedí que hiciera todo lo que correspondiera, que hiciera todo un operativo, serio, responsable, profundo para saber qué pasó ahí (en los crímenes).

“A nosotros nos interesa saber qué pasó, nos interesa saber qué pasó con el director de Recursos Humanos del ayuntamiento. Nos interesa saber todos estos crímenes que están pasando alrededor del ayuntamiento, investigar y saber qué hay de fondo en esto”, dijo el mandatario estatal.

En el primer semestre del gobierno del alcalde perredista Evodio Velázquez Aguirre fue privado de la vida el director de Recursos Humanos, Andrés Lara García, el 7 de diciembre de 2015.

Desde septiembre a la fecha, mandos y efectivos de la Secretaría de Seguridad Pública de Acapulco han sido asesinados, en la mayoría de los casos, fuera de sus funciones.

:CLAVES

NO HUBO “TREGUA”

Los sicarios ignoraron el llamado a una “tregua” que hizo el arzobispo de Tijuana, Rafael Romo, y el pasado martes fueron ejecutadas tres personas, dos hombres en un mismo sitio y una mujer en otro punto de la ciudad.

Los dos hombres fueron asesinados a balazos bajo el puente Las Palmeras, cuando fueron interceptados por los ocupantes de un automóvil rojo, quienes les dispararon.

El homicidio de la mujer ocurrió en la esquina de las calles Del Fuerte y Centenario, colonia Murua, donde la víctima recibió ocho balazos en la cabeza y en el rostro.

SIETE MUERTOS EN MENOS DE 24 HORAS

En menos de 24 horas siete personas fueron asesinadas y tres más resultaron heridas a tiros en Acapulco, reportaron autoridades de Guerrero.

El primer ataque ocurrió en el bar Las Gaviotas, durante la madrugada de ayer y dejó un saldo de tres personas muertas, incluidas dos mujeres, además de dos heridas.

La agresión fue cometida por hombres armados sobre la carretera federal Acapulco-México, en la zona conocida como La Cima, colonia Vicente Guerrero de este puerto.

Informes ministeriales revelaron que las dos mujeres que fueron asesinadas eran trabajadoras del centro nocturno y presentaban varios impactos de arma de fuego.

Los heridos fueron auxiliados por personal de Protección Civil y trasladados al hospital Donato G. Alarcón, de Ciudad Renacimiento.

Más tarde, se reportó que atrás del bar La Diana, a orillas del Eje Central de Ciudad Renacimiento, estaban abandonados dos cadáveres.

Estos cinco asesinatos se suman a los cometidos el pasado martes, en la playa La Angosta, cuando, hombres armados mataron a tiros a dos lancheros y dejaron a otro más herido.

Con información de: Javier Trujillo/Guerrero.