Aprueba Corte arraigo en casos de delitos graves

La PGR podrá solicitar dicha medida, sin que el caso esté relacionado con el crimen organizado; tendrá vigencia hasta que se concrete la reforma en materia penal.
Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Suprema Corte de Justicia de la Nación. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

La Suprema Corte de Justicia de la Nación aprobó la constitucionalidad del artículo133 bis del Código Federal de Procedimientos Penales que permite a la Procuraduría General de la República solicitar el arraigo de las personas que puedan estar involucradas en delitos graves del orden federal.

Dicha medida sólo tendrá vigencia hasta que se concrete la reforma en materia penal, la cual tiene como plazo para entrar en vigor junio de 2016, tras ocho años de modificar la Constitución, códigos y capacitar al personal que participará en el nuevo sistema de justicia oral.

Una vez que se concrete la reforma, la PGR sólo podrá solicitar el arraigo, como lo ha venido haciendo por años, para los casos relacionados con la delincuencia organizada.

Con seis votos a favor y cinco en contra, los ministros declararon constitucional el citado artículo transitorio.

El fallo derivó de un amparo directo en revisión que promovió Jesús Cuauhtémoc Pérez García, ex jefe de seguridad del penal estatal de Gómez Palacio, Durango, quien fue acusado de facilitar dolosamente la fuga de cinco internos de esa prisión en 2009.

El quejoso argumentó que fue ilegalmente sometido a un arraigo, cuando ni siquiera se le acusó del delito de delincuencia organizada. Sin embargo, siete de los 11 ministros votaron por no ampararlo,

El ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo, quien votó por la constitucionalidad del artículo, expresó el pasado lunes que no simpatiza con la figura del arraigo, ya que se trata de una restricción grave a un derecho fundamental, que es el derecho de la libertad personal.

Sin embargo, "creo que aquí tiene que hacerse también en el análisis una ponderación de derechos, porque no podemos perder de vista que figuras como las del arraigo, por más que resulten muy cuestionables, también tienen entre algunas de sus finalidades, hacer efectivos los derechos de las víctimas de los delitos que se cometan".

"Porque si no hubiera la posibilidad de mantener privada de su libertad a una persona sobre la que existen algunos indicios, no todavía suficientes para consignarla, la dejarán en libertad, pues con mucha probabilidad esa persona no podría ser localizada posteriormente para que respondiera en caso de que en la obtención de mayores indicios se tuviera la construcción adecuada y suficiente para ejercitar la acción penal en su contra", dijo.