PGR analiza apoyar en el traslado de órganos

La Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Salud analizar firmar un convenio que permita a la dependencia federal apoyar en el traslado de órganos en el país.
La Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Salud analizan formalizar un convenio que permita a la Representación Social de la Federación apoyar en el traslado de órganos a diversas regiones del paí.s
La Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Salud analizan formalizar un convenio que permita a la Representación Social de la Federación apoyar en el traslado de órganos a diversas regiones del paí.s (Cuartoscuro)

Ciudad de México

La Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Salud (SSA) analizan formalizar un convenio que permita a la Representación Social de la Federación apoyar en el traslado de órganos a diversas regiones del país donde las autoridades médicas necesitan realizar trasplantes.

Lo anterior surgió porque la Oficialía Mayor de la PGR y la Dirección General de Servicios Aéreos, aceptaron atender una solicitud urgente de José Salvador Aburto Morales, director general del Centro Nacional de Trasplantes, dependiente de la Secretaría de Salud Federal.

El doctor pidió el apoyo del Ministerio Público Federal para realizar un puente aéreo y trasladar los órganos de una paciente donante menor de edad fallecida: el hígado y dos riñones.

La operación, donde se extirparon los órganos, se realizó en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca, y después fueron trasladados al Instituto Nacional de Cardiología y el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán", en la Ciudad de México, donde se encontraban los pacientes receptores.

De acuerdo con información de la PGR, Samuel Valentín Jiménez Calderón, Oficial Mayor, autorizó que se realizaran las gestiones para brindar el apoyo para el traslado de dichos órganos.

Mientras que la Dirección General de Servicios Aéreos estableció la logística de vuelos para reducir al máximo los tiempos de respuesta.

La dependencia federal dispuso de dos aeronaves para apoyar el traslado, un avión de siete plazas para la ruta México-Oaxaca-México y un helicóptero para el trayecto del Hangar de PGR (en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México) al Instituto Nacional de Cardiología, logrando transportar al equipo de cirujanos y a los órganos de la donante en un tiempo de dos horas, desde el inicio de la operación hasta su entrega.

Ante el éxito de la operación, nació la propuesta de formalizar las acciones de apoyo mediante un convenio de colaboración, con la finalidad de dar esperanza de vida a más personas en lista de espera para recibir trasplantes, en virtud de que una de las mayores limitantes son los tiempos de espera y la dificultad en el traslado.