Liberan a tres retenidos por disturbios en Palacio Nacional

El único delito en el que pudieron incurrir algunas de las 18 personas retenidas es el de motín y daños a monumentos históricos, los cuales no son graves.
Algunos jóvenes tomaron una de las vallas metálicas que resguardaba el edificio para golpear la puerta principal e intentar ingresar.
Algunos jóvenes tomaron una de las vallas metálicas que resguardaba el edificio para golpear la puerta principal e intentar ingresar. (Omar Franco)

Ciudad de México

La Procuraduría General de la República (PGR) liberará a los 16 jóvenes y dos menores de edad que mantiene retenidos por los actos de violencia que se registraron anoche en Palacio Nacional, donde un grupo de jóvenes quemó la puerta de dicho recinto.

Luis Andrés Villegas Esparza fue el primero en abandonar las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de la Delincuencia Organizada (Seido) donde rindió declaración como testigo de los hechos que se registraron anoche.

El segundo liberado fue Juan Francisco Manríque Huerta, estudiante del Tec de Monterrey campus Ciudad de México, y, unas horas después, salió Ricardo Gabriel Karam Moreno.

Villegas Esparza quien es estudiante de la UAM Azcapotzalco, narró que durante la detención arbitraria de la que fue víctima, fue golpeado por elementos de la policía del Distrito Federal, quienes le robaron su teléfono celular; indicó que en la SEIDO recibió buen trato y solo declaró lo que vio en la zona del conflicto.

Por su parte, el encargado de despacho de la Seido, Hugo Ruiz Reinaud, se comprometió a liberar al resto de los detenidos; así se lo hizo saber a la abogada Sayuri Herrera Román, a quien le explicó que al resto de los retenidos solo les tomará declaración para conocer la versión de los hechos.

La abogada dijo que fue informada que los jóvenes fueron puestos a disposición de la PGR cuatro horas después de ser detenidos por los disturbios.

Puntualizó que hasta las 11:30 de hoy se les concedió el derecho a los detenidos de hacer una llamada telefónica.

El único delito que se les sigue a algunos es el de motín y daños a monumentos históricos, los cuales no son graves y alcanzan la libertad bajo caución.

Entre los retenidos se encuentran familiares de actores del cine mexicano, estudiantes del Tecnológico de Monterrey, de la UNAM, de la UAM, del IPN, así como trabajadores de restaurantes.