Invade cártel de Jalisco ocho estados y el DF

Grupos como Los Zetas y cártel del Golfo parecen hoy más locales, porque buscan no perder el mando en algunos municipios bajo su control.
En el enfrentamiento, ocho agentes resultaron heridos, uno de gravedad.
El cártel de Jalisco es señalado por las autoridades como el grupo criminal que emboscó a gendarmes en el municipio de Ocotlán, Jalisco, el 20 de marzo. (Ulises Ruiz/EFE)

México

En México hay nueve cárteles del narcotráfico que operan a través de 43 células delictivas.

Sin embargo, el cártel de Jalisco Nueva Generación es considerado el más peligroso y tiene presencia en ocho estados y el Distrito Federal.

Grupos como Los Zetas y cártel del Golfo, parecen hoy más bandas locales, porque buscan no perder el control de los municipios que tienen en su poder en Tamaulipas, Coahuila, Nuevo León, Guanajuato, Tabasco y Quintana Roo.

La información deriva de informes de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada y el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia.

En respuesta a una solicitud de información sobre el número de cárteles y células de éstos en territorio nacional, la PGR reveló que Nueva Generación no solo opera en Jalisco, sino que se extendió a Colima, Michoacán, Guanajuato, Nayarit, Guerrero, Morelos, Veracruz y el Distrito Federal.

En el oficio SJAI/DGAJ/04529/2015, la dependencia puntualizó que Los caballeros templarios, grupo debilitado tras el abatimiento de su líder máximo Nazario Moreno, El Chayo, y la captura de su sucesor, Servando Gómez, La Tuta, tiene igual número de presencia en estados que el cártel de Jalisco.

Están en Michoacán, Guerrero, Guanajuato, Morelos, Jalisco, Estado de México, Colima, Querétaro y Baja California.

El mapa delictivo de la PGR detalla que el cártel de Sinaloa o Pacífico tiene presencia en seis estados con ocho células delictivas.

En Chihuahua y Sinaloa están los grupos de sicarios denominados Gente Nueva, en Chihuahua y Durango están Los Cabrera, en Guerrero La Barredora, en Durango y Coahuila el cártel del Poniente o de La Laguna, en Baja California El Aquiles y El Tigre. Chihuahua también tiene a Los Artistas Asesinos y Los Mexicles.

El cártel de Tijuana, mejor conocido como de los hermanos Arellano Félix, opera solo en Baja California con las bandas de El Chan, El Jorquera y El Kieto.

La Familia michoacana, fundada por Nazario Moreno y Jesús El Chango Méndez, aún tiene presencia en Morelos, Guerrero y Estado de México.

En esas entidades, sus células se hacen llamar, de acuerdo con la PGR, Guerrero (s) Unido (s) y/o La Nueva Empresa (que es un grupo desertor) y La Empresa. Guerreros Unidos es una escisión que se formó tras la muerte del capo Arturo Beltrán Leyva y está involucrado en la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa.

El cártel de Juárez o de los Carrillo Fuentes opera en Chihuahua y sus células llamadas La Línea y Los Aztecas aún hacen frente a las bandas de Sinaloa que tomaron el control del estado. Por lo que hace a los Beltrán Leyva, sus operaciones se concentran en Sinaloa, Sonora, Guerrero, Sonora, Aguascalientes y Baja California Sur, a través de Los Mazatlecos, El 2 mil (El Panchillo); Los Granados; Los Rojos; La Oficina; Los Ardillos y el cártel Independiente de Acapulco.

Mientras que Los Zetas están en Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Guanajuato, Tabasco y Quintana Roo, con Sangre Zeta, Grupo Operativo Zeta, Comando Zetas, El Círculo, El Extranjero, Unidad Zeta, Néctar Lima, Grupo Delta Zeta y Fuerzas Especiales Zeta.

El cártel del Golfo se concentra en Tamaulipas y Quintana Roo con Los Metros, Rojos, Grupo Lacoste, Grupo Dragones, Grupo Bravo, Grupo Pumas, Grupo de Apoyo Ceros, M3, Los Fresitas, Los Sierra, Los Pantera, Ciclones y Los Pelones.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]