Consigna PGR a banda que robó millones de litros de gasolina

Funcionarios del Poder Judicial de la Federación informaron que se consignó al dueño de Petro Bajío y cuatro presuntos integrantes del cártel del Golfo.
Eran sustraídos mensualmente de manera ilegal 4 millones de libros de hidrocarburos.
Eran sustraídos mensualmente de manera ilegal 4 millones de libros de hidrocarburos. (Tomada de Twitter | @PGR_mx)

México

La Procuraduría General de la República (PGR) consignó a un penal federal a cuatro presuntos integrantes del cártel del Golfo y al dueño de la empresa Petro Bajío,Martín Jiménez Silva, quienes fueron acusados de robar cuatro millones de litros de hidrocarburos mensualmente, los cuales vendían en cuatro estados del país.

Funcionarios del Poder Judicial de la Federación revelaron el nombre de los otros detenidos Julián Aguilar Maya, Carlos Ramón Arellano Velasco, Alejandro Arreaga Guillén y Evaristo Jiménez Silva.

Indicaron que los detenidos se encuentran recluidos en el Centro Federal de Readaptación Social Número Cinco “Oriente”, en Villa Aldama, Veracruz, y en las próximas horas se determinará su situación jurídica.

El pasado 29 de septiembre, el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, anunció que la detención de estas personas representaba el primer golpe que daban al “centro” de una de las organizaciones dedicadas al robo de hidrocarburos, cuyo líder es el dueño de Petro Bajío, quien presuntamente contrató los servicios del cártel del Golfo.

Los integrantes del cártel recibían cinco millones de pesos mensuales por robar combustible sólo en Tamaulipas.

“Es una investigación que se inició en marzo, al principio con resultados propios de una investigación que inicia, muy pocos, pero que hoy nos permitió ya pegar en el centro de una de las organizaciones que lucran con ese delito muy productivo, como ustedes podrán ver por los números que les citaron.

“Podemos plantear que estamos ya en el camino de poder encontrar a todas las empresas que se dedican a este negocio, por llamarlo de alguna manera, de este acto delictivo, para poder lograr su detención y lograr que no sangren la economía de Pemex y por consecuencia la economía del país”, declaró el procurador.

El titular de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, Tomás Zerón de Lucio, indicó que en la pesquisa, en la que participó el Cisen, Marina, Ejército, Policía Federal y Pemex, se logró capturar a cinco personas, entre ellos a los principales líderes de robo de hidrocarburo crudo.

Detalló que la indagatoria comenzó el 7 de marzo del presente año, tras la detención de uno de los integrantes del grupo delictivo, en Silao, Guanajuato, mientras conducía un tractocamión con 40 mil litros de petróleo; el 12 de septiembre del mismo año se pudo ubicar tomas clandestinas en oleoductos, lográndose asegurar cuatro tractocamiones con una capacidad de 40 mil litros cada uno y otros con 50 mil litros.

“Durante la investigación se estableció que el líder de esa organización era el propietario de una empresa ubicada en Salamanca, Guanajuato, denominada Petrobajío, la cual desde 2011 tenía una concesión de Pemex para el traslado de hidrocarburos, entre los que destaca combustoleo, asfalto y refinado”, además de que recibía pagos de la paraestatal por cinco millones de pesos mensuales.