PGR: los argentinos no son autoridad, “los habilitamos”

Solo dominan las disciplinas de antropología, criminalística y genética, por lo que “sus alcances en conocimiento de otros dictámenes no son válidos como expertos”, señala.
La procuraduría señaló que los forenses sudamericanos dieron prioridad al basurero de Cocula.
La procuraduría señaló que los forenses sudamericanos dieron prioridad al basurero de Cocula. (Jorge Carballo/Archivo)

México

La Procuraduría General de la República descalificó las "especulaciones" y señalamientos "lejanos a la realidad" que realizó el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAFF), el cual aseguró que el Ministerio Público federal incurrió en imprecisiones en la recolección y procesamiento de pruebas en la investigación que se lleva a cabo por la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa.

La institución le dejó claro al equipo de especialistas extranjeros que fueron "habilitados como peritos por el interés de los familiares" de los estudiantes, "a pesar de que solo dominan las disciplinas de antropología, criminalística y genética, motivo por el cual "sus alcances en conocimiento de otros dictámenes no son válidos como expertos".

La dependencia que encabeza Jesús Murillo Karam dijo que tampoco es válido que los argentinos busquen "sembrar la duda" de que en el basurero de Cocula no fueron ejecutados e incinerados los estudiantes.

Los especialistas, abundó la PGR, "no son autoridad" en la investigación, por lo que su petición de que se les entregara la cadena de custodia de la investigación "rebasa su función de peritos habilitados".

A través de un comunicado, la Procuraduría General de la República dio respuesta a cada uno de los señalamientos hechos por los expertos extranjeros el pasado 7 de febrero.

Indicó que el EAAF no estuvo presente cuando se recuperó la bolsa con fragmentos de huesos en el río San Juan, a pesar de que se les notificó del inicio de la diligencia la noche anterior.

"La mañana del 29 de octubre de 2014, el EAAF decidió darle prioridad al basurero de Cocula y se dirigió a él, en lugar de al río San Juan, aun cuando el vehículo que los transportaba tenía como primer arribo el río, lugar al que llegó y descendió personal de la procuraduría (incluyendo peritos) para realizar dicha diligencia".

Además del agente del Ministerio Público de la Federación que conducía la diligencia, se encontraban en el lugar dos testigos de asistencia, un fiscal, buzos de la Secretaría de Marina y más de 100 personas de diversas instituciones del gobierno federal resguardando la zona.

"Esta procuraduría actuó conforme a sus facultades y no acepta duda alguna en que la diligencia practicada y los indicios encontrados tienen validez jurídica dentro de la investigación, a pesar de no haber estado presente el EAAF", puntualizó.

Con relación al señalamiento de que no se firmó la cadena de custodia de los hallazgos encontrados en el río San Juan, la PGR manifestó que el EAAF "no es autoridad y su función se circunscribe únicamente al análisis antropológico y genético".

Recordó que la cadena de custodia fue iniciada por el agente del MPF que condujo la diligencia, quien además de ser el responsable de la misma, tiene fe pública, "por lo que la PGR les recuerda que la petición hecha de que les sea entregada la cadena de custodia de dicha diligencia, rebasa con creces su función de peritos habilitados".

Sobre la diligencia para practicar un dictamen en las inmediaciones del basurero de Cocula, el 15 de noviembre de 2014, la PGR aclaró que el EAAF no fue convocado, dado que "no se encontraban acreditados" peritos en materia de balística.

Detalló que han practicado 487 peritajes, en 26 especialidades, "sin que el EAAF participara en todos y cada uno de ellos por no corresponder a sus áreas de estudio" acreditadas en la investigación.

"A pesar de ello, los dictámenes son válidos y sus opiniones (de los especialistas) respecto a otras disciplinas parecerían más especulaciones que certezas".

Por ello exhortó a los argentinos a que, "en el ejercicio de su deber y responsabilidad adquirida dentro de la averiguación previa, aporten sus dictámenes dentro del expediente", que es donde se deben establecer los criterios científicos, basados en metodología rigurosa.

En relación al resguardo del sitio, la PGR explicó que una vez que habían concluido los peritajes en el basurero de Cocula, de común acuerdo los miembros del EAAF y los peritos de PGR determinaron que "no era necesario mantener preservado el lugar, ya que se habían practicado en su totalidad las pruebas". Por esa razón ingresaron al sitio medios de comunicación y familiares.

Enfatizó que el basurero fue localizado después de un mes de sucedido el hecho criminal. Sin embargo, la petición de los argentinos de volverlo a resguardar fue atendida.

El primero en llegar al basurero fue el equipo extranjero, donde los recibió el procurador Jesús Murillo, quien le dio las facilidades para realizar su trabajo, incluyendo dos helicópteros.

En torno a las diferencias encontradas en 20 de 134 perfiles genéticos tomados a los familiares y enviados a la Universidad de Innsbruck por parte del EAAF y la PGR, la institución reconoció que existió "un error administrativo" de transcripción.

No obstante, fue detectado y corregido en menos de 24 horas, y "no afectó el resultado de las 17 muestras enviadas", incluyendo la que dio positivo al perfil genético de Alexander Mora Venancio, "por lo que es inaceptable la aseveración de que "no hubo una explicación clara al respecto".

La institución detalló que nunca aseguró que la evidencia física hallada en el basurero pertenece a un solo evento de fuego y que había ocurrido la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014, pues siempre mencionó que se encontraron tres zonas con ceniza dentro del basurero.

"No es aceptable que ante el cúmulo de evidencias, peritajes, confesiones, declaraciones e inspecciones ministeriales, se pretenda sembrar la duda de que en ese lugar no fueron ejecutadas e incineradas alrededor de 40 personas", expresó la PGR.


Investigación profesional e impecable: Rubido

Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad, dijo que la investigación que realizó la Procuraduría General de la República por la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa ha sido uno de los trabajos más profesionales e impecables que se han realizado en la historia de México.

Al término de la ceremonia por el 102 aniversario de la Marcha de la Lealtad, al comisionado se le preguntó sobre los señalamientos hechos por el Equipo Argentino de Antropología Forense, quien puso en duda la pesquisa que realizó la PGR.

—¿Ustedes estuvieron participando en la investigación?

—Participamos solamente en las tareas de facilitación de todo lo que fueran las periciales, pero la parte de investigación la tiene la procuraduría. Estoy cierto, que el trabajo que desarrolló la PGR ha sido de los trabajos más profesionales que se han hecho en la historia del país.

—¿Qué opinión le merecen los comentarios de los argentinos.

—No tengo ninguna. Simple y sencillamente el trabajo de la procuraduría a mí me parece impecable.

—¿Usted lo respalda?

—Absolutamente.

—¿No duda...?

—La parte de policía científica que colaboró con la PGR avala el trabajo impecable de la dependencia.