Hay que depurar la PGJE: abogados

El 18 de junio se implementará en el estado y en todo el país, y para especialistas en Derecho la dependencia en toda su estructura está retrasada, al realizar las averiguaciones previas con el ...
La dependencia todavía no ha sido capacitada por completo.
La dependencia todavía no ha sido capacitada por completo. (José Luis Tapia )

Tampico

Se debe depurar la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE), ya que a unos meses de que entre el vigor el nuevo Sistema de Justicia Penal, su personal no está preparado, coincidieron especialistas en Derecho y la Confederación de Colegios y Asociaciones de Abogados de México.

Mencionan que si no se han logrado aprender el sistema pasado, difícilmente podrán estar listos con el nuevo que es más complejo, mismo que entrará de manera obligatoria a nivel nacional el próximo 18 de junio del presente año.

El abogado especialista en materia Penal, Tomás Jesús González Santiago, manifestó que a nivel procuraduría hay un rezago importante, debido a que no se llevan las investigaciones correctamente, además de que son morosas o no se resuelven.

"Deben de cambiar a todos, desde el procurador hasta el último y meter gente capaz.

No están cumpliendo ahorita y no van a cumplir después, tienen años y no lo han hecho, no podemos suponer que van a cumplir inmediatamente que entre en vigor este nuevo sistema, porque si no se aprendieron el viejo que tiene medio siglo, este no creo".

Señaló que están confundiendo las funciones que tenía el Ministerio Público, debido a que se hacen las averiguaciones como antes, sin formar las unidades de investigación.

"Solo conformaron la unidad pero de nombre, deben de tener a disposición la Policía de Investigación, los peritos y una serie de coordinación entre diversos personajes de la procuración de la justicia que es inexistente en Tamaulipas".

Explicó que a partir de que se dicta un auto de vinculación a proceso, se le da un término al Ministerio Público de al menos seis meses para que terminen las indagatorias, sin embargo, antes de esto, se estancan en la investigación inicial porque no tiene término, entonces se alarga innecesariamente el proceso.

"Hay delitos que pueden terminarlos a través de las vías alternativas de solución de conflictos e iniciando inmediatamente la imputación pidiendo medidas cautelares, pero no lo hacen.

Tienen asuntos que van a ser larguísimos, no hay ni necesidad de llegar al juicio, pienso yo que van retrasados".

González Santiago, aseveró que también falta la capacitación de los policías, ya que forman parte fundamental en el Sistema de Justicia Penal y deberán de cumplir diversas normativas". "Muchos policías que ya van a intervenir directamente en la investigación están en ceros y los van a hacer pedazos, un litigante que medianamente se haya puesto a investigar el proceso, la forma de recabar los indicios las evidencias, los datos de prueba".

Esta falta de preparación, propiciará que los detenidos tengan derecho a su libertad si se comprueba que sus derechos fueron violentados, y aquí se incluye la tortura o la intimidación.

"Si hay violaciones a los derechos humanos de la persona inculpada, inmediatamente van a salir libres porque no se le estarán cumpliendo las formalidades del proceso, para empezar, te detienen pero se tiene que llevar a una audiencia de control de legalidad de detención".

Agregó que la audiencia de control de legalidad de detención es una ventaja, puesto que es una garantía de que alguien no va a ser acusado injustamente.

Por su parte, el presidente de la Confederación de Colegios y Asociaciones de Abogados de México (Concaam) a nivel nacional, Juan Francisco Alcaraz García, coincidió con estos argumentos, al reconocer que todavía no están preparados.

"Se requiere el cambio de personas, que vengan con otra capacitación, mayor preparada, porque la policía actual si no entendió el sistema anterior, no le van a entender a este nuevo sistema que es un poco más complejo, más científico, necesitamos cambiar todo eso para que funcione".

Dijo que debe de haber una nueva generación de las autoridades para que haya un balance, pero para que esto suceda, tienen que decir la verdad sobre cómo se trabaja y si necesitan más personal.

"Necesitamos un cambio de cultura, que la policía sepa de los aditamentos del lugar de los hechos, lo que es la custodia de las pruebas y las investigaciones, que respeten las garantías de los derechos humanos de las víctimas y de los imputados".