PGJEH investiga accidente automovilístico y robo a banco

En el municipio de Tepeji del Rio la PGJEH inició la averiguación previa número 17/T/III/1233/2013, por los delitos de lesiones y robo en agravio de la Empresa Banco Azteca. 

Pachuca

Una persona murió ahogada, luego de que el vehículo en el que viajaba cayera al canal conocido como la Requena en la comunidad de Texcatepec, perteneciente al municipio de Chilcuautla, informó la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo.

La PGJEH reportó que cerca de las 19:00 horas del pasado domingo, el Algente del Ministerio Público fue notificado sobre el fallecimiento de una persona, derivado de un accidente automovilístico.

Al acudir al lugar de los hechos, cuerpos de rescate del municipio habían trasladado los cuerpos de los lesionados al hospital para su atención urgente, posteriormente se realizaban labores para retirar el vehículo del canal.

El Representante Social obtuvo información datos que la persona que perdió la vida derivado de la accidente respondía al nombre de Marcelino Bernal Martínez de 30 años de edad, mismo que viajaba como pasajero en el vehículo que cayó al canal.

De acuerdo a los reportes médicos forenses la víctima perdió la vida a consecuencia de una asfixia por sumersión, por lo que se inició la averiguación previa numero 7/III/1264/2013.

En tanto en el municipio de Tepeji del Rio la PGJEH inició la averiguación previa número 17/T/III/1233/2013, por los delitos de lesiones y robo en agravio de la Empresa Banco Azteca S.A. Institución de banca múltiple.

El representante legal de la institución bancaria manifestó que el pasado domingo cerca de las 22:30 horas, al intentar cerrar la tienda se encontraban dos sujetos uno de ellos con una capucha y con vestimenta igual a la de los trabajadores.

Según versión de los testigos al momento de asaltar a uno de los empleados este se opuso y el presunto asaltante lo comenzó a golpear, para que posteriormente se dieran a la fuga los dos sujetos y al salir de la tienda fueron asegurados por elementos de Seguridad Publica.

El apoderado legal de la tienda manifestó que harían inventario para con posterioridad indicar cuál fue el monto de lo sustraído.