“La estrangulé y después la fui a tirar en una caja de cartón”

Un juez giró otra orden de aprehensión contra el presunto asesino de Tamuín, SLP, por el caso de la menor Dulce Ximena; el sujeto está detenido en el penal de Ciudad Valles.
 Filiberto Hernández Martínez ante el Juez Tercero Mixto de Primera Instancia
Filiberto Hernández Martínez ante el Juez Tercero Mixto de Primera Instancia (Imelda Torres )

Ciudad Valles

A casi un mes de su detención, un juez dictó otra orden de aprehensión por feminicidio a Filiberto Hernández Martínez, presunto asesino serial de Tamuín, en San Luis Potosí.

Es la segunda orden que se gira por feminicidio contra el hombre de 43 años. La primera fue por la muerte de Eliehoenai Chávez Rivera, de 32 años, y esta otra es por el homicidio de la menor Dulce Ximena, quien desapareció el 11 de abril. Sus restos fueron encontrados el 4 de julio.

El también ex militar, maestro de karate y catequista fue detenido el 3 de julio por portación de arma y después confesó haber violado, estrangulado y tirado entre cañaverales a cuatro menores y una mujer de 32 años, en el transcurso de casi cuatro años.

El procurador de San Luis Potosí, Miguel Ángel García Covarrubias, informó que la orden fue emitida por el Juez Segundo Mixto de Primera Instancia del Sexto Distrito Judicial de Ciudad Valles y cumplimentada por agentes de la Policía Ministerial la tarde de este martes.

En su declaración, Filiberto mencionó que conoció a Dulce Ximena porque vivía cerca de su casa y le hacía algunos mandados, además de que le platicaba los problemas que tenía con su familia.

Entre las 9:30 y 10:00 horas del 11 de abril, Filiberto vio caminar a Dulce Ximena. Pasó por la casa del presunto feminicida. La niña lloraba.

El maestro de zumba le llamó a la niña para hacerla entrar a su casa, donde, según la declaración ministerial, la violó y ahorcó para que no lo denunciara.

Dos horas después la metió en una caja de cartón, la subió a su camioneta Explorer negra, condujo hasta un cañaveral en el Rancho La Puntilla. Entró al sembradío y abandonó la caja con el cadáver.

Cuando los policías y familiares le preguntaron si había visto a la menor dijo que no.

El presunto asesino serial de Tamuín está preso en el Centro Estatal de Reclusión de Ciudad Valles, a disposición del Juzgado Tercero Mixto de Primera Instancia del Sexto Distrito Judicial por el delito de feminicidio contra Eliehoenai Chávez Rivera, empleada de una empacadora de Tamuín y que desapareció el 6 de mayo.

La Procuraduría de San Luis investiga si Filiberto tuvo relación con las desapariciones y muertes de Adriana Martínez Campuzano, encontrada sin vida en junio del 2011; Itzel Romany Castillo Torres de 12 años, desaparecida el 24 de enero del 2013, así como de Rosa María Sánchez González, desaparecida el 29 de octubre del 2010.