Se declara inocente presunto asesino serial de Tamuín

El hombre admitió haber embarazado a una menor de 17 años de edad; en cuanto a la muerte de una mujer y cuatro niñas sé dijo inocente ante el Juez Tercero Mixto.  
 Filiberto Hernández Martínez ante el Juez Tercero Mixto de Primera Instancia
Filiberto Hernández Martínez ante el Juez Tercero Mixto de Primera Instancia (Imelda Torres )

Ciudad Valles

Rindió su declaración ante el juez Filiberto Hernández Martínez, el presunto asesino de Tamuín que está siendo procesado por la muerte de Heliehoenai Chávez Rivera, cuyo cuerpo fue el primero que se encontró el pasado viernes.

Después de que confesó que a ella y a cuatro menores que estaban desaparecidas las había violado, estrangulado y aventado en cañaverales muy cerca de la cabecera del municipio. El presunto multihomicida se dijo inocente.

El martes se le emitió orden de aprehensión por feminicidio y este miércoles fue llevado a declarar ante el Juez Tercero Mixto de Primera Instancia.

Con la misma ropa que llevó el lunes cuando declaró por el delito de portación de arma blanca, - pantalón de mezclilla azul, playera verde limón con un estampado de la marca Converse y tenis blancos deportivos – Filiberto aseguró ser inocente, pero aceptó que enamoró y embarazó a la hija de su ex pareja cuando ella tenía 17 años de edad y con la que tuvo un hijo que actualmente debe tener alrededor de dos años.

"Soy culpable solo de lo que le hice a la hija de mi ex pareja; por ese delito es el único por el que estoy consciente a pagar... los demás actos son mentiras", refirió.

Dijo que fue detenido con engaños y hasta acusó a los agentes de la Policía Ministerial de haberlo golpeado para que se declarara culpable y los responsabiliza de lo que le pase a él o su familia.

"Esto es por envidia, la incompetencia de las investigaciones; me siento víctima de la burocracia, por lo cual me declaro inocente ya que también soy ex militar egresado de la universidad del Ejército y fuerza aérea y tengo algunas enemistades. Las declaraciones son falsas, es todo formado, creado para inculparme, ya que hay muchas mentiras y falsos testimonios", dijo ante la presencia de su defensor de oficio.

"Todo esto lo pueden corroborar los católicos de las dos parroquias. Si yo hubiera hecho ese acto hubiera huido, me hubiera ido. Me pusieron un cuatro. Todo esto me lo sembraron para quitarme o sacarme del pueblo, por diferentes problemas que tengo con mi ex pareja y por problemas que había tenido con personas del municipio.

Tengo testigos y he dado buen ejemplo en Tamuín, practico la justicia, la cortesía, la tolerancia, el respeto al Dios de cada quien, a nuestros padres, hermanos, compañeros y semejantes, principalmente amo la vida y la respeto, porque soy un hijo de Dios; a pesar de eso soy humano no soy monedita de oro para caerle bien a todos".

Evidenciando un poco de ignorancia, el ex militar daba términos no apropiados en lo que parecía que quería decir. Al final intentaba bromear y hasta reprochó a los reporteros, diciéndoles que a ellos les iba a ir bien, "a ustedes los mantiene el gobierno, a mí ya no", decía.

Le quitaron los grilletes para que firmara, después el secretario de Acuerdos le dijo que el término para aportar pruebas (su abogado de oficio pidió duplicidad), vencerá el lunes 14 de julio a las 11:40 de la mañana.

Lo volvieron a esposar y custodiado por dos ministeriales lo sacaron del recinto y hasta hizo una seña de saludo a la cámara de video que lo captaba.