PF, Iglesia e IP marchan por la paz en Michoacán

El general Alberto Reyes Vaca, titular de la SSP estatal, y el comisario de la Policía Federal en la entidad, Teófilo Gutiérrez, se sumaron a la caravana, que se organizó casi en secreto.
Contingente de ciudadanos, policías y militares por la capital de Michoacán.
Contingente de ciudadanos, policías y militares por la capital de Michoacán. (Alán Ortega/Cuartoscuro)

Michoacán

Representantes de la Iglesia católica y el sector empresarial de Michoacán, además de mandos policiacos, encabezaron una marcha por el Centro Histórico de Morelia para exigir paz y rindir homenaje a civiles y autoridades que han perdido la vida a manos del crimen organizado.

Alberto Suárez Inda, arzobispo de Morelia, uno de los dos oradores en la ceremonia que se realizó en la plaza Melchor Ocampo, pidió a los delincuentes una tregua en las fiestas decembrinas, a fin de que permitan que los mexicanos que celebren la Navidad y el Año Nuevo en paz, unidad y armonía.

La lideresa de la Coparmex en la entidad, Estela León Marín, convocó a la sociedad a permanecer cohesionada y sin miedo ante los escenarios de inseguridad pública que hay en el país, en particular en Michoacán.

La marcha se organizó casi en secreto, pues muy pocos sabían que se llevaría a cabo. Soldados y policías federales empezaron a congregarse en la fuente de Las Tarascas alrededor de las 16:45, y 15 minutos después iniciaron su recorrido sobre la avenida Madero.

Ataviado de civil (con camisa blanca) el general Alberto Reyes Vaca, secretario estatal de Seguridad Pública, conocido como el zar proseguridad de Michoacán, y el comisario de la Policía Federal en la entidad, Teófilo Gutiérrez, iban al frente del contingente.

Al arribar a la plaza principal, la columna era esperada por la Orquesta Sinfónica de la SSP, que solo entonó dos piezas musicales: el Himno Nacional y un réquiem por los caídos a causa de la inseguridad pública.

En su mensaje, el arzobispo Suárez Inda aplaudió que militares y policías hayan tomado las calles para lograr un mayor acercamiento con la población y llamó a las autoridades a que aceleren los procesos de depuración, pero también para dignificar a todas las corporaciones policiales del país.

Siendo la paz y la tranquilidad dos demandas torales de la sociedad, dijo, es imprescindible lograr la auténtica profesionalización de todas las instancias encargadas de brindar seguridad a los mexicanos.

También propuso una tregua a los delincuentes para que todos los mexicanos celebren "cristianamente" las fiestas decembrinas.

En su turno, la empresaria León Marín expresó su satisfacción por ver a las fuerzas policiacas y a la PF al lado de la gente, pues cumplen un papel estratégico y fundamental en la cruzada por el rescate de la paz pública y la seguridad de michoacanos y mexicanos.

En tanto, el general Reyes Vaca agradeció los aplausos y muestras de solidaridad que brindó la gente a policías y soldados en su tránsito por la vía pública, y mostró su indignación ante los ataques contra las fuerzas encargadas del orden.

Reconoció que esta manifestación fue ideada por la sociedad civil, representada por las cámaras empresariales, y dijo que aceptó participar porque es una forma de lograr una mejor vinculación entre las instancias de seguridad y la población civil.

Resaltó que en el segundo semestre de 2013 la Federación y el gobierno de Michoacán avanzaron sustancialmente en los trabajos de capacitación y depuración de los cuerpos policiales, y confió en que el año próximo habrá mejores resultados en las acciones.

Protesta histórica

Esta es la primera vez que se manifiestan de esta manera soldados. Policías sí, pero para denunciar abusos de superiores o exigir beneficios sociales, no en favor de la paz. Michoacán es una de las entidades más inseguros del estado.

El general Reyes Vaca llegó en mayo a la entidad, nombrado directamente por el presidente Enrique Peña Nieto. En 2014 asumirá el Mando Único Policial.

Este 18 de diciembre se cumplirá un año de que Armando León Marín, hermano de la lideresa de la Confederación Patronal de la Repíblica Méxicana, fue asesinado luego de haber sido secuestrado por criminales.