PF y Ejército, al mando de 36 alcaldías de Tierra Caliente

Neutralizar blancos estratégicos, desarticular redes de corrupción y reforzar labores de inteligencia son las tres principales líneas de acción, precisa Monte Alejandro Rubido.
Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, encabezó el acto en Iguala.
Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, encabezó el acto en Iguala. (Jorge Dan/Reuters)

México

Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad, precisó que como parte del Operativo Especial en Tierra Caliente, la Policía Federal y el Ejército asumirán el mando de la seguridad en 36 municipios de la región: 22 en Guerrero, ocho en el Estado de México, dos en Michoacán y cuatro en Morelos.

En el acto celebrado en Iguala, Guerrero, recordó que después del 26 de septiembre, con la desaparición de 43 normalistas, la Policía Federal asumió la seguridad en 16 municipios de Guerrero, pero las actuales circunstancias demandan profundizar la presencia federal con la acción del Ejército.

Explicó que “en los 32 municipios de los estados de Guerrero, México y Michoacán, la Policía Federal asume a partir de esta fecha el control de la seguridad municipal, acompañada con la Secretaría de la Defensa Nacional, a través de bases de operación en cada uno de los referidos municipios”, mientras que en los cuatro de Morelos la entidad conservará el mando policial porque ya implementó el Mando Único, pero se coordinará con las fuerzas federales que se desplegarán.

Al respecto, autoridades federales precisaron a MILENIO que los municipios en los que se aplicará el operativo en Guerrero son Ajuchitlán del Progreso,  Apaxtla, Arcelia, Buenavista de Cuéllar, Cocula, Coyuca de Catalán, Cuetzala, Cutzamala de Pinzón, Eduardo Neri, General Canuto A. Neri, Iguala, Ixcateopan, Pedro Ascencio Alquisiras,  Pilcaya, Pungarabato. San Miguel Totolapan, Taxco, Teloloapan,  Tetipac, Tlalchapa, Tlapehuala y Zirándaro.

En el Estado de México están incluidos Amatepec, Ixtapan de la Sal, Sultepec, Tejupilco, Tlatlaya, Tonatico, Zacualpan y Zumpahuacán.

En Michoacán son Huetamo y San Lucas, mientras que en Morelos están contemplados Amacuzac, Coatlán, Puente de Ixtla y Tetecala.

Rubido puntualizó que las tres líneas de acción serán neutralizar blancos estratégicos para minar la operatividad de los grupos delictivos y romper sus líneas de mando; desarticular redes ilícitas de corrupción y sumar labores de inteligencia, por lo que participarán también la Marina, la Procuraduría General de la República y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional.

Puntualizó que “el mando de la totalidad de las fuerzas federales recae en la Secretaría de la Defensa Nacional”, en coordinación con los gobiernos locales.

En la primera fase, detalló, los policías de los nueve municipios en que comenzarán a trabajar las fuerzas federales se concentrarán para ser trasladados a su “readiestramiento” en las instalaciones de la Sexta Región Militar en Mazatláhuac, Tlaxcala, donde además serán sometidos a exámenes de control de confianza.

Se instalarán Bases de Operación Mixta para garantizar el libre tránsito en la Tierra Caliente y se privilegiará el trabajo de inteligencia para tomar decisiones con base en dicha información.

Además, la Procuraduría General de la República creará una fiscalía especial para la zona del operativo.

Rubido también anunció que las fuerzas federales asumirán las tareas de seguridad en Acapulco de manera permanente con acciones especializadas antisecuestro, pero de cara al periodo vacacional de fin de año y se dividirá en sectores y cuadrantes para una mejor operación policial.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, afirmó que el reforzamiento de las acciones es para enfrentar los delitos de mayor impacto social a fin de que a la brevedad” los habitantes de la Tierra Caliente vivan “sin miedo y sin violencia”.

El plan incluye también la construcción de un cuartel del Ejército en Teloloapan. “Se trata ni más ni menos que de atender una de las causas estructurales que ha mermado la posibilidad de garantizar la seguridad y las libertades de las personas: la debilidad de las corporaciones e instituciones que impera en muchos municipios del país. Revertirla es una prioridad”, subrayó.

Ante los gobernadores de las entidades involucradas —Rogelio Ortega, de Guerrero; Salvador Jara, de Michoacán; Eruviel Ávila, del Estado de México, y Graco Ramírez, de Morelos, el funcionario indicó que “ hoy en materia de seguridad el municipio necesita el apoyo del Estado mexicano”.

Los hechos de Iguala, dijo, “marcaron a México” y por tanto debe trabajarse para que no vuelva a suceder en ninguna parte del país que el crimen organizado se apropie de las instituciones que debían estar al servicio de los ciudadanos y los utilice en su contra”.

En suma, apuntó, el objetivo es combatir la criminalidad, desterrar la corrupción y abatir la impunidad. Como lo ha dicho el presidente Peña Nieto “no hay soluciones simples ni caminos cortos, pero sí, que quede claro, objetivos claros”, agregó.

:CLAVES

MARCHA EN CHILAPA

Familiares y amigos de cinco profesionistas desaparecidos en la comunidad del Jagüey marcharon en la cabecera municipal de Chilapa.

Exigieron que un operativo de búsqueda recuperar con vida a Mario Montiel, Jesús Romero, Vicente Apreza y los hermanos Hugo y Alejandrino Díaz.

Mientras, en Acapulco fueron desplegados 500 elementos de la Gendarmería, que se suman a otros 300 que ya estaban vigilando ese puerto.