Suspenden labores policías de Nuevo Laredo por agresiones

Elementos de la PEA en la ciudad fronteriza, protestaron contra sus mandos superiores, quienes aseguran los han torturado acusandolos de participar en la muerte del ex general Cesar Niño Villareal.
Un oficial fue torturado al grado de ponerle en cinco ocasiones una bolsa de plástico en la cabeza, golpearlo y así como colocarle cinta canela en los ojos.
Un oficial fue torturado al grado de ponerle en cinco ocasiones una bolsa de plástico en la cabeza, golpearlo y así como colocarle cinta canela en los ojos. (Ricardo Hernández)

Nuevo Laredo

Un total de cuatro elementos de la Policía Estatal Acreditable, fueron esposados, golpeados y torturados por un grupo de investigadores de la PEA que provenía de ciudad Victoria, quienes los acusaron de tener nexos con la delincuencia organizada y participar en los hechos registrados en contra del General Ricardo Cesar Niño Villareal, donde perdió la vida en el estado de Nuevo León.

Ante los hechos ocurridos la mañana del pasado miércoles cinco de noviembre, más de 150 elementos de la Policía Estatal Acreditable de Nuevo Laredo, decidieron realizar un paro de labores en protesta a los mandos superiores.

"Estamos aquí para decirles que estamos inconformes y tememos por nuestra seguridad por lo que está pasando, puesto que el día de ayer (miércoles), se presentaron unos señores, dicen que vienen a investigar no se qué cosas, vinieron con mucha prepotencia a golpearnos, tenemos tres compañeros lesionados, una compañera con la costilla rota, otro compañero con un pie lesionado, vienen y nos están secuestrando, nos golpean, no se identificaron, vienen encapuchados, y no sabemos qué es lo que está pasando", comentó, Ana María Márquez Valencia, Oficial A de la PEA.

Otro de los oficiales que fue torturado al grado de ponerle en cinco ocasiones una bolsa de plástico en la cabeza, golpearlo y así como colocarle cinta canela en los ojos y llevarlos a varios lugares de la ciudad, se trata de Darío Vázquez Bamaca.

"Me llevaron a otro lugar, me dijeron que no viera que no abriera los ojos, me encintaron con cinta canela, yo pensé que me iban a matar, me golpearon, en la espalda, se subían arriba de mi, como si estuvieron limpiando el lodo, me ponían la rodilla en la espalda, en cinco ocasiones me ponían la bolsa, como si fuera un vil delincuente, la bolsa me la pusieron asfixiándome, tapándome la nariz y boca, y repitiéndome en ocasiones, que yo aceptara que dijera que trabajaba para la delincuencia organizada, me torturaron. Es privación ilegal de la libertad, lesiones, e incluso me robaron la quincena que acaba de cobrar, me tuvieron como tres horas, me llevaron a lugares diferentes de la ciudad y me decían que ya me iban a matar", aseguró.

"Me llevaron desde las ocho de la mañana y me regresaron a central como a las 12 del mediodía, puse denuncia en la Agencia Cuarta, por golpes, privación de la libertad, y robo", detalló Vázquez Bamaca, con voz entre cortada.

Destacó, que teme por su vida y represalias, por parte del grupo de investigaciones de la PEA , señaló que como medida precautoria decidió sacarla del hogar donde vivían a su familia ya que aseguró que los amenazaron de que si daban parte a las autoridades regresarían por ellos y sus familiares.

Los elementos de la Policía Estatal Acreditable de la ciudad fronteriza, manifestaron ante los medios de comunicación que de continuar con este tipo de agresiones continuarán con la suspensión de labores.