Trabajarán policías de Nuevo Laredo bajo protesta

Los elementos de la PEA, temen represarías contra su familia, y responsabilizaron a los agentes investigadores si algo llegará atentar en contra de sus vidas.
Aseguraron que de volver a sentir algún tipo de agresiones volverán a realizar la suspensión de labores.
Aseguraron que de volver a sentir algún tipo de agresiones volverán a realizar la suspensión de labores. (Ricardo Hernández)

Nuevo Laredo

Luego de que más de 200 elementos de la PEA, protestaran en contra de un grupo de investigaciones proveniente de ciudad Victoria, quienes manifestaron los torturaron, los policías regresaron a realizar las labores asignadas de salvaguardar la seguridad de los ciudadanos de Nuevo Laredo, sin embargo manifestaron el temor de ser nuevamente amedrentados por el grupo de investigaciones de la policía estatal.

Existieron testigos que presenciaron cuando se llevaron a cuatro elementos para ser torturados, por los investigadores, durante el pase de lista que todos los días se realiza en el edificio, además de solicitarles direcciones de sus domicilios.

"Ahorita estamos laborando con normalidad porque nosotros no hemos hecho nada malo, pero queremos apoyarnos todos, y queremos que nos digan quiénes son y que hagan las cosas conforme a la ley, somos policías no delincuentes", comentó Rosalba de Luna Bemudes, oficial de la PEA.

Los policías que temen represarías contra su familia, y responsabilizaron a los agentes investigadores si algo llegará atentar en contra de sus vidas, ya que les han tomado fotos a los domicilios de todos los elementos.

"Nos pidieron nuestros domicilios, para que no lo sé, uno de ellos les tomaron fotos a todos nuestros domicilios, para que o con qué fin no lo sé, la verdad si tenemos miedo porque no sabemos quiénes son y no sabemos para qué quieren nuestros domicilios, y hacemos responsable a todo aquel, y a esas personas que vinieron de lo que nos pase a cualquiera de nuestros compañeros y familiares", comentó, Mariana Reyes oficial de la PEA.

Indicó que en múltiples ocasiones los agentes de la PEA que provenían de la capital del estado, los amenazaron que si ellos hablaban o denunciaban los hechos iban a venir a llevárselos detenidos.

"En todo momento quisieron amedrentarnos, es que si nosotros hacíamos esto de hablar con ustedes los medios de comunicación, que si hacemos una huelga, o manifestación es porque teníamos el dinero, y no es así, señor, estamos trabajando porque necesitamos el dinero, y nos estamos haciendo nada malo, porque tenemos que trabajar porque somos madres solteras algunas de nosotros y tenemos que llevar dinero a nuestras casas honradamente", comentó Fabiola Carrillo, policía estatal acreditable.

Actualmente existen cerca de 250 elementos de la PEA en Nuevo Laredo, los cuales ya se encuentran trabajando en las calles de la ciudad fronteriza con normalidad, pero aseguraron que de volver a sentir algún tipo de agresiones volverán a realizar la suspensión de labores.

Cabe señalar que ninguna autoridad de Seguridad Pública Estatal, acudió a platicar con los afectados.