Ministro Ortiz Mena presidirá la Primera Sala de SCJN

Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, quien votó por la liberación de Florence Cassez, fue elegido como presidente de la Primera Sala de la Suprema Corte, cargo que ocupará hasta 2016.
Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, quien votó por la liberación de Florence Cassez, fue elegido como presidente de la Primera Sala de la Suprema Corte, cargo que ocupará hasta 2016.
Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, quien votó por la liberación de Florence Cassez, fue elegido como presidente de la Primera Sala de la Suprema Corte, cargo que ocupará hasta 2016. (Cuartoscuro )

Ciudad de México

Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena fue elegido como nuevo presidente de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, cargo que ocupará hasta el 30 de septiembre de 2016.

En sesión solemne para elegir al sucesor de Jorge Mario Pardo Rebolledo, cuatro de los cinco ministros votaron a favor Ortiz Mena, éste último quien se integró al Alto Tribunal el 3 de diciembre de 2012 y en enero de 2013 cambió el curso de una sesión que llevó a la liberación de la francesa Florence Cassez.

Al tomar la palabra como nuevo presidente de la Sala, que se encarga de estudiar asuntos penales y civiles, Alfredo Gutiérrez dijo que para él es un honor recibir el encargo para presidir la Sala que ha construido un mejor Poder Judicial de la Federación a través de sus sentencias.

"Una Constitución que mandata la edificación de una sociedad compuesta por ciudadanos en condiciones de igualdad y de libertad, requiere instituciones que vayan de la mano para lograr ese objetivo. Y la Primera Sala no es una excepción: La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha logrado construir un mejor Poder Judicial a través de sus sentencias, sentencias que buscan maximizar la libertad de los ciudadanos y procurar la igualdad de todos; me parece que ese es legado de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación bajo la presidencia del ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo", dijo.

Gutiérrez Ortiz Mena y el caso Cassez

El 21 de enero de 2013, cuando todo parecía perdido para Florence Cassez, por la diferencia de criterios entre los ministros de la Primera Sala que se negaban apoyar el proyecto de Olga Sánchez Cordero, el curso de la sesión cambió radicalmente.

La intervención del nuevo ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, de quien no se conocía su opinión en temas de violación a derechos humanos y debido proceso, dio una voltereta al asunto y fue vital para que la Sala reconsiderara su posición y decidiera otorgar un amparo liso y llano y ordenar la inmediata liberación de la francesa.

Alfredo Gutiérrez, quien es nieto del ex secretario de Hacienda, Antonio Ortiz Mena, provocó que con su exposición la ministra abandonara su propuesta y retomara el estudio discutido el 21 de marzo de 2012, al que sólo le faltó un voto para que Florence dejara la cárcel.

"...debo señalar que donde existe un mal, el derecho debe proveer el remedio respectivo, por lo que mi voto es en contra del proyecto (de la ministra Olga)", expresó el ministro, quien planteó que a Cassez no se le tenía que reponer el procedimiento penal, sino dejarla en libertad de forma inmediata.

Olga no tuvo inconveniente en adoptar totalmente el proyecto que elaboró en su momento Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, ministro que señaló que el proceso contra la extranjera estuvo plagado de irregularidades que generaron un "efecto corruptor" y "viciaron toda la evidencia".