Operador de grúa es baleado mientras conducía

Enrique Soto Arias de 37 años, relata que manejaba sobre el periférico Raúl López Sánchez cuando unos sujetos a bordo de Nissan Sentra color  dorado, le dispararon hiriéndolo en la muñeca.
Una ambulancia de la Cruz Roja se trasladó a la corporación para brindarle atención pre hospitalaria al lesionado.
Una ambulancia de la Cruz Roja se trasladó a la corporación para brindarle atención pre hospitalaria al lesionado. (Milenio Digital )

Torreón, Coahuila

Un trabajador de grúas del municipio recibió un impacto de bala en la muñeca de la mano izquierda, fue cuando se dirigía a la base de las grúas que dos sujetos a bordo de un vehículo se le emparejaron para dispararle. Los hechos ocurrieron en el periférico Raúl López Sánchez a la altura de Galerías. 

Después de recibir el impacto de bala, el trabajador del municipio disminuyó la velocidad para perder a los agresores, quienes lograron huir con rumbo desconocido. De inmediato por su radio de frecuencia pidió apoyo por lo que le había sucedido. “Por favor mándenme apoyo de unidades y una ambulancia. Me acaban de disparar”. 

Elementos de la Policía Municipal en todo momento custodiaron al afectado, para evitar que recibiera otro atentado, ya que no se sabe el tipo de situación por la que se derivó este hecho.

Fue a las 01:40 horas cuando el lesionado de nombre Enrique Soto Arias, de 37 años, reportó lo sucedido pero lejos de detenerse siguió su trayecto sobre el periférico. Como pudo, condujo hasta la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM), para ponerse a resguardo. Al llegar ya lo estaba esperando un médico de la dirección y elementos fuertemente armados para custodiarlo. 

Una ambulancia de la Cruz Roja se trasladó a la corporación para brindarle atención pre hospitalaria al lesionado, quien presentaba el impacto en la mano, pero por fortuna su vida no está en riesgo. De inmediato lo trasladaron al hospital del ISSSTE, donde se le brindó la atención médica. 

Elementos de la Policía Municipal en todo momento lo custodiaron para evitar que recibiera otro atentado, ya que no se sabe el tipo de situación por la que se derivó este hecho. Soto Arias, sólo dijo que él iba conduciendo la grúa que trae a cargo y que repentinamente los sujetos se le emparejaron en un Nissan Sentra color  dorado y que le faltaba un faro delantero, y le dispararon sin razón. 

El agente del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), acudieron al hospital a tomar conocimiento de los hechos y se entrevistaron con el afectado, quien les contó lo sucedido. Ya se está en las primeras investigaciones, para poder tratar de dar con el paradero de los agresores, quienes le dispararon con un arma tipo escuadra según relata el trabajador.