Pero yo no maté a nadie: alcalde de Medellín, Veracruz

La Procuraduría estatal señaló a Omar Cruz Reyes como autor intelectual del asesinato del periodista Moisés Sánchez, pero ante los reclamos de "asesino", él se dice inocente.

Ciudad de México

"Pero yo no maté a nadie", contestó el presidente municipal de Medellín, Veracruz, Omar Cruz Reyes, a un usuario de Facebook que con letras mayúsculas le escribió el 25 de enero "asesino, asesino, asesino", poco después de que el procurador estatal, Luis Ángel Bravo, lo señaló como autor intelectual del asesinato del periodista Moisés Sánchez Cerezo.

A la hora siguiente otro usuario reviró el comentario: "Pero ordenó que lo hiciera así que (es) culpa compartida". La única defensa que el presidente municipal panista dio horas después fue un tajante "No".

Clemente Noé Rodríguez Martínez, ex policía municipal, confesó que con otras cinco personas irrumpieron en la casa del periodista el 2 de enero y después lo degollaron y desmembraron. El motivo: callarlo porque le era incómodo al alcalde. Publicaba notas periodísticas sobre violencia en el municipio.

A cambio, Rodríguez Martínez podría vender droga en la zona. Los asesinos materiales fueron contratados por Martín López Meneses, subdirector de Seguridad Pública municipal, además de chofer y guardaespaldas del alcalde.

MILENIO buscó al alcalde, pero en el ayuntamiento contestan que la línea está ocupada, que no está la encargada para organizar entrevistas y con más suerte dicen "el alcalde está ocupado viendo lo del tema".

Cruz Reyes tiene 29 años, es licenciado en relaciones internacionales y se casó "desde muy joven" con Maricela Nava Seseña, dice en su perfil del ayuntamiento. Fue elegido presidente municipal para el periodo 2014-2017, cobijado por el Partido Acción Nacional.

"Siempre me he desempeñado como empresario en la iniciativa privada, particularmente en el ramo de autotransporte de carga federal. Hoy, como Presidente Municipal, dedico cada día de mi vida a servir a los ciudadanos de Medellín bajo los principios de honestidad y bien común", menciona en su perfil del ayuntamiento.

El alcalde era criticado por el editor de la publicación La Unión, Moisés Sánchez. Exigía que Medellín fuera parte del programa Veracruz seguro y que pudieran pagar el predial sin tener antes que haber pagado el de basura.

"Los Policías municipales han EXTORSIONADO, TORTURADO Y DETENIDO A LA CIUDADANIA para quitarle el dinero que con esmero y sudor se han ganado (...) es inconstitucional condicionar el pago del predial al pago previo de la basura, porque son dos pagos diferentes... si vengo a pagar el predial no me dejan hasta que pague los $170.00 de la basura... por lo que los medellinenses se quejan de que no les dejan pagar el predial", reclamaba Moisés, según una nota de La Unión publicada el 8 de enero de 2014, titulada "Omar Cruz No quiere Medellín Seguro".

Moisés compitió en marzo del año pasado contra Adolfo Reyes para ser agente municipal de la comunidad El Tejar y denunció que el alcalde estaba "metiendo mano" en las elecciones para que ganara "su candidato".

"'No importa cuánto dinero me gaste, no dejare (sic) que ganes Moisés...' le dice Omar Cruz Reyes alcalde de Medellín a José Moisés Sánchez Cerezo candidato a agente municipal de El Tejar", según una nota de La Unión publicada el 22 de marzo de 2014.

"'Omar quiere a un títere como Agente Municipal... para así poder derrochar los recursos y nadie le reclame nada'", acusaba Moisés en marzo; 10 meses después el cuerpo del periodista fue hallado la madrugada del sábado en un predio del municipio de Manlio Fabio Altamirano, aledaño a Veracruz.

El 12 de enero, 10 días después de que se reportó la desaparición de Moisés, el alcalde de Medellín acudió a la Procuraduría estatal a declarar por el caso; salió libre. Hasta dijo no ser "un Abarca", como el caso del alcalde de Iguala, Guerrero, quien está preso acusado de ordenar la desaparición de 43 normalistas para que no estropearan el informe de la presidenta del DIF municipal, su esposa María de los Ángeles Pineda.

"No soy un Abarca, no estoy amparado, ni tengo nada que ver con la desaparición del activista (...) no estoy coludido con el crimen organizado como lo estaban los Abarca", dijo el 12 de enero, antes de declarar en la dependencia.

Trece policías municipales están arraigados por 30 días y el Congreso local comenzó este martes el proceso para desaforar al alcalde.