ONU lamenta impunidad en caso Tlatlaya

El Alto Comisionado de la ONU dijo que luego de la decisión de un tribunal federal de absolver a tres militares implicados, Tlatlaya es reflejo de impunidad y obstrucción de la justicia y la verdad. 
La madrugada del 30 de junio de 2014, 22 civiles murieron y un militar resultó herido luego de un enfrentamiento en una bodega en Tlatlaya, Estado de México.
La madrugada del 30 de junio de 2014, 22 civiles murieron y un militar resultó herido luego de un enfrentamiento en una bodega en Tlatlaya, Estado de México. (AP)

Ciudad de México

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos lamentó que siga en la impunidad la muerte de una veintena de supuestos criminales, algunos de ellos presuntamente víctimas de ejecuciones extrajudiciales a manos de militares el 30 de junio de 2014, en el municipio de Tlatlaya, Estado de México.

"Estamos profundamente preocupados que casi dos años después de que se cometieron graves violaciones a los derechos humanos en Tlatlaya en el Estado de México, incluida la presunta ejecución sumaria de al menos 12 personas, el caso continúa sumido en la impunidad y a las víctimas se les siguen negando sus derechos a la justicia y la verdad", dijo en rueda de prensa en Ginebra la vocera del Alto Comisionado, Ravina Shamdasani.

"Hacemos un llamado a las autoridades mexicanas a garantizar una investigación efectiva, rigurosa, imparcial, independiente y rápida sobre este caso emblemático", añadió.

Las investigaciones deberían extenderse a todos aquellos que puedan resultar responsables, como "oficiales militares de alto rango que podrían haber comandado" los datos, además de cualquier persona que pueda estar vinculada a la escena del crimen, sostuvo la portavoz.

Un tribunal ordenó la semana pasada la liberación de los últimos tres militares acusados de la muerte de los presuntos delincuentes en 2014 en una bodega de Tlatlaya.

La Procuraduría General de la República (PGR) informó inicialmente que el tribunal absolvió a los tres militares y que ya no podía apelar el fallo, sin embargo, horas después señaló que tras revisar la decisión judicial aún tiene una posibilidad aportar nuevas pruebas para intentar volver a arrestar y procesar a los tres militares.

El 30 de junio de 2014, el Ejército informó de la muerte de 22 presuntos delincuentes en un supuesto enfrentamiento en Tlatlaya.

Sólo un soldado resultó herido y tres mujeres sobrevivieron, sin embargo, tiempo después surgieron contradicciones sobre esa versión y tras investigaciones propias, tanto la Comisión Nacional de Derechos Humanos como la Procuraduría señalaron que hubo al menos una docena de ejecuciones extrajudiciales.

Siete militares fueron procesados en un principio, aunque sólo tres fueron acusados de homicidio.

La portavoz del Alto Comisionado llamó a las autoridades a garantizar una investigación imparcial que examine la posible participación de altos mandos militares.

Recordó que en una visita a México en octubre, el Alto Comisionado, Zeid Ra'ad Al Hussein, dijo que Tlatlaya sería visto por su oficina "como una prueba del compromiso de las autoridades para combatir la impunidad".