Falta de entrenamiento en fiscales salvará a criminales de la cárcel

Aún no hay herramientas suficientes para investigar, según la ministra en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Olga Sánchez Cordero.
La ex ministra Olga Sánchez Cordero en el informe "Atrocidades innegables: Confrontando crímenes de lesa humanidad en México", presentado por Open Society Justice Initiative.
La ex ministra Olga Sánchez Cordero en el informe "Atrocidades innegables: Confrontando crímenes de lesa humanidad en México", presentado por Open Society Justice Initiative. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Al momento no hay herramientas suficientes para llevar a cabo un buen procedimiento de investigación, además de que la falta de preparación de los actores en el nuevo "Sistema de Justicia Penal Acusatorio (SJPA)", permitirá que muchos delincuentes, no pisen la cárcel.

Así lo afirmó la ministra en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Olga Sánchez Cordero, quien subrayó que mientras México no reconozca que tiene problemas en materia de impartición de justicia, no podrá intentar resolverlos.

Durante su ponencia en el marco del seminario "Reflexiones sobre el informe de Open Society Justice Initiative", dijo que se debe apostar a un cambio radical para tener resultados positivos.

"De continuar como hasta ahora, lo único que se generarán son efectos perversos, impunidad y abandono, fenómenos muy comunes en nuestro país", dijo.

Aunque han habido avances en la legislación, no se sabe cómo investigar para tener verdaderos resultados, mientras que la tortura es una práctica aún recurrente para armar las acusaciones, añadió.

La reforma constitucional en materia de seguridad y justicia del 18 de junio de 2008, que da vida al SJPA, busca la mayor transparencia, probidad y rapidez posibles; al pasar de un sistema que colocaba el establecimiento de penas por encima de la garantía de derechos tanto de víctimas como de imputados. Éste entró en vigor el 18 de junio de este año.

De acuerdo con expertos como Jorge Alberto Witker o Enrique Díaz Aranda, ambos investigadores del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, en México los operadores de la justicia, tales como policías, ministerios públicos y fiscales, requieren una mayor capacitación con la que puedan recabar pruebas científicas, y no sólo declaratorias, que establezcan pruebas contundentes para fincar responsabilidades a los inculpados.

"Dicen los que saben, yo no sé, que este nuevo proceso es la panacea para resolver el tema de los procesos penales en nuestro país. Transparencia, concentración, publicidad, contradictorio y todos lo principios que rigen este proceso penal acusatorio oral y que nos vamos a dar cuenta en éste quien está fallando: la policía ministerial, fiscales, defensores, jueces, y todos los demás actores que están dentro de éste.

"Mi preocupación está en el fiscal, la acusación, la actuación de la policía, en la carpeta de investigación en que se arreglen las deficiencias que hemos tenido por lustros, ya no quiero decir, por siglos. Le estoy apostando a que cambie nuestra manera de pensar, de ver el proceso penal y al final del día dar frutos importantes, porque tuvimos ocho largos años para implementarlo", comentó.

México incumple investigaciones

Eric Witte, Director Senior de proyectos, juicios nacionales por delitos graves de la Open Society Justice Initiative, manifestó que México ha incumplido en la investigación de crímenes atroces.

Según la Organización, en el país han habido 150 mil homicidios culposos de 2007 a 2015 y solamente el 15% han sido llevados a juicio y alrededor 9,400 denuncias de tortura y de maltrato ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos, con sólo seis personas llevadas a juicio.

En cuanto al número de desaparecidos, dijo que "nadie sabe cuantas personas han desaparecido, se dice que de 26 mil, pero lo analizamos y nos dimos cuenta que es una cifra arbitraria pues en realidad es muy superior".

Pese a que existen varios casos documentados de desapariciones forzadas con la participación de actores federales, solamente se han llevado a juicio a 14 personas y solamente a un soldado el año pasado.

En cuanto al caso Ayotzinapa, mencionó que aún con los hallazgos forenses, hay contradicciones en el caso: "¿cómo puede haber tal grado de manipulación?, y esto porque nos dimos cuenta que las instituciones padecen de autonomía, como es la propia oficina forense, que depende de la PGR, una institución que tienen acusaciones de tortura".

Refirió que por ello, en México no hay testigos protegidos, "porque nadie en su sano juicio lo haría sabiendo que lo más probables es que, incluso, desaparezca".


ERM