Niño de cinco años se quemó con manteca hirviendo

La mamá cargaba al menor cuando paro a unos elementos de Tránsito de Torreón para que la auxiliaran, llamaron a la Cruz Roja pero decidieron llevarlo a que fuera atendido en el vehículo de Vialidad.

Torreón, Coahuila

Al circular por el bulevar Revolución, a la altura de un negocio llamado carnitas Tello, elementos de la Dirección de Tránsito y Vialidad, fueron abordados por una mujer en crisis nerviosa que cargaba a un niño.

Explicó llorando y desesperada, que momentos antes su hijo, de aproximadamente cinco años, se había vaciado encima una cazuela de manteca hirviendo en donde se preparaban unos chicharrones.

Al igual que la señora, los elementos se alarmaron al ver que le colgaban girones de piel de sus piernas y pies, con quemaduras de tercer grado.

Solicitaron apoyo de una ambulancia de Cruz Roja Mexicana Delegación Torreón, pero decidieron que era mejor llevarlo en el vehículo de Vialidad.

Otros elementos a bordo de motocicletas, iban abriendo paso por el Revolución, camino a un hospital del sector salud, donde el menor fue recibido en el área de urgencias.

Cabe destacar que los  oficiales quedaron impresionados por el valor del niño, cuyo nombre no se dio a conocer, quien únicamente les preguntaba "¿Ya vamos a llegar Poli?", a pesar de sus graves lesiones.

En las instalaciones del hospital, el menor ya es atendido por médicos que determinarán la mejor manera de que se recupere lo más pronto posible.