Corte desecha amparo de secuestrador

Nino Colman Hoyos Henao, condenado a 60 años de prisión, pretendía que su caso fuera revisado al alegar que fue torturado para que declarara sobre el caso de una joven que fue plagiada.
Secuestro
La joven fue secuestrada por la banda de 'Los Pelones'. | Archivo (especial)

Ciudad de México

La Primer Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación desechó un amparo y por ende dejó firme la sentencia de 60 años de prisión dictada contra el secuestrador de origen colombiano y naturalizado mexicano, Nino Colman Hoyos Henao, quien pretendía que su caso se revisara porque alegó que fue torturado.

Con cuatro votos a favor y uno en contra, la Sala estimó que no había aspectos constitucionales por revisar en la demanda de garantía, motivo por el cual determinó desechar el juicio.

En 2013, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal emitió la recomendación 2/2013, dirigida al procurador general de Justicia, Rodolfo Ríos Garza, ya que detectó que existió tortura y otras violaciones a derechos humanos contra Nino Colman por parte de elementos de la Fiscalía Especial de Investigación para la Atención del Delito de Secuestro.

Colman Hoyos señaló a las autoridades de ser capturado en agosto de 2009 por 12 agentes de la entonces Policía Judicial, al salir de su trabajo, para ser trasladado a las instalaciones de dicha fiscalía, donde fue torturado para que declarara sobre el secuestro de Priscila Grecia María Loera Franco, quien fue plagiada en 2007 y asesinada en 2009.

El colombiano fue detenido porque desde su correo electrónico se enviaron los mensajes de los secuestradores, que se presume laboraban en la misma empresa y hasta la fecha no han podido ser detenidos.

Este secuestro es considerado como uno de los más largos, ya que la banda conocida como Los Pelones tuvo retenida dos años dos meses y ocho días a su víctima de 19 años.