Niño quemado identificó a dos agresores

Quienes lo atacaron son integrantes de la pandilla Los Sádicos. El menor continúa hospitalizado.
La agresión ocurrió en la colonia España.
La agresión ocurrió en la colonia España. (Archivo )

León, Gto.

El menor de 13 años de edad quemado por pandilleros el domingo pasado en la colonia España ya pudo denunciar e identificar por apodos a dos personas que lo atacaron ese día. Los responsables pertenecen a la pandilla Los Sádicos de la colonia Chapalita.

Solo falta que elementos de la Policía Ministerial ubiquen y detengan a los dos responsables de la agresión contra Diego Iván Ruiz Chávez, de 13 años.  

En el Hospital de Especialidades en Tratamiento para Personas Quemadas ubicado en el Municipio de Salamanca, el menor pudo decirle a investigadores ministeriales lo apodos de los dos jóvenes que se encargaron de golpearlo, de rociarlo con agua de celaste en el rostro y prenderle fuego.  

El martes en una entrevista con las hermanas de Diego, ellas aseguraron que él no pertenece a ninguna pandilla, que ese domingo lo confundieron y que su hermano en realidad había quedado atrapado en medio de una riña entre la pandilla de Los Sádicos que se reúnen en la colonia  Chapalita contra Los Ponchos que se juntan en la colonia España.

Diego Iván vive justamente en la calle Cataluña, es una cuadra en donde viven la mayoría de los jóvenes de la pandilla Los Ponchos, sus hermanas el martes platicaron que incluso su hogar estaba atrapado en una tierra de nadie, en la violencia de los pandilleros.

El menor presentó quemaduras severas en el rostro, en sus vías respiratorias, en el cuello y en sus brazos.

Una de las hermanas de Diego Iván comentó que quienes lo agredieron se equivocaron y que el menor pertenece a una familia de comerciantes y que no buscarían venganza.

Doctores del hospital de Salamanca dijeron a familiares del menor que mínimo tendrá que pasar tres meses en hospitalización puesto que sus heridas son graves. Ruiz Chávez apenas iniciaba su educación secundaria y le gusta jugar futbol, incluso cuando jugaba se apodaba como el máximo jugador de Brasil, Neymar.

Policías ministeriales esperan que pronto puedan ser detenidos los responsables de la agresión en contra del menor pero no se sabe si hay más involucrados.