Niña desaparecida fue asesinada por su madre

La Vicefiscalía de Durango informó que Susana Enriqueta Jiménez asfixió a la menor tras discutir con el papá por la pensión, luego la abandonó en el basurero y señaló que se la habían robado.

Gómez Palacio, Durango

La Alerta Amber se emitió desde la tarde del domingo, tras el reporte de una pequeña de un año cuatro meses sustraída de los brazos de su madre, por sujetos desconocidos que descendieron de un auto Jetta en color gris.

La misma alarma que fue difundida de manera viral en redes sociales fue cancelada la mañana del lunes, tras dar aviso las autoridades Ministeriales del hallazgo del cuerpo de la pequeña Sofía Enriqueta Jiménez Domínguez, dentro de una bolsa negra en el basurero municipal de Gómez Palacio.

Tras quedar la pequeña inmóvil, su madre la cubrió con una cobija, tomó un taxi y pidió que la llevaran a un domicilio en la colonia El Dorado, donde vive una de sus tías y tras no encontrarse nadie en la casa, la mujer regresó al hogar

Respecto al hecho, el Vicefiscal de la Región Laguna I, Gerardo Salazar Mejorado, explicó que la alerta Amber se activó al filo de las 13:00 horas del domingo, tras el reporte al sistema de emergencia 066 de una mujer de nombre Susana Jiménez Domínguez, de 39 años de edad, con domicilio en la colonia Fidel Velázquez (Chapala), que daba a conocer que sujetos que descendieron de un automóvil Volkswagen Jetta, color gris y sin placas y le arrebataron a su pequeña Sofía Enriqueta.

Tras el reporte, autoridades Ministeriales y agentes de la Dirección Estatal de Investigación (DEI) acudieron con la parte afectada, quien declaró que su pequeña hija al momento de los hechos vestía una sudadera color morado, pantalón café, zapatos color rosa y se encontraba envuelta en una cobija en colores blanco, amarillos, verde y azul, con un dibujo de Winnie Pooh.

Susana Jiménez fue trasladada a las instalaciones de la Vicefiscalía donde interpuso una denuncia formal de los hechos y fue entrevistada por el psicólogo de la institución, quien explicó a los agentes que en las declaraciones de la mujer se presentaron una serie de contradicciones en los hechos, además de que a simple vista no se le apreciaban golpes o alguna seña de forcejeo tras el presunto arrebato de su hija.

Esto alertó al personal investigador, quien inició un interrogatorio con Susana, quien además de la versión de los hechos en que su hija fue secuestrada, dio a conocer una segunda versión en que había entregado a su hija a unos desconocidos, debido a que un familiar tenía una deuda de una cantidad fuerte.

Fue tras una serie de cuestionamientos que hasta las 03:00 horas del lunes, la mujer no pudo sostener más ninguna de las versiones y declaró haber acabado con al vida de su hija, a quien asfixió con sus manos en el interior de su domicilio en Chapala.

Susana explicó que cerca de las 07:00 horas del domingo, fue a visitar a su ex pareja sentimental, padre de la menor de nombre Alejando, de 31 años, quien tiene su domicilio en el poblado El Vergel, para pedirle apoyo económico para la manutención de la pequeña Sofía, quien no lleva sus apellidos, ya que Susana la registró como madre soltera.

Alejandro le dijo que no se haría cargo de ningún gasto y le pidió que lo dejara en paz. Susana regresó a su hogar y el coraje y enojo por los hechos, la hicieron acudir hasta donde se encontraba su pequeña, tapándole la boca hasta dejarla sin aliento.

Susana Jiménez tiene otro pequeño de siete años que ya quedó bajo resguardo de las autoridades competentes.

Tras quedar la pequeña inmóvil, su madre la cubrió con una cobija, tomó un taxi y pidió que la llevaran a un domicilio en la colonia El Dorado, donde vive una de sus tías y tras no encontrarse nadie en la casa, la mujer regresó al hogar. A decir de las autoridades, el taxista también fue llamado a declarar y aseguró no darse cuenta en ningún momento que se trataba de una niña, ya que no se movió y no emitió ningún sonido.

Susana sin dar mayor explicación, solo declaró que envolvió a su hija y la echó a una bolsa de basura color negro, misma que dejó abandonada en un lote sobre la avenida Mina, entre Zaragoza y Juárez, en la zona centro de Gómez Palacio y al filo de las 13:00 horas realizó el llamado de auxilio, dando a conocer la versión del presunto secuestro.

Tras la declaración de los hechos, los agentes de la DEI, personal Ministerial y de Servicios Periciales, acudieron al Basurero Municipal donde se solicitó apoyo de los empleados y pepenadores para poder ubicar la zona en que se había depositado la basura del cuadrante del centro y posteriormente, darse a la tarea de buscar entre ella.

Fue cercano a las 11:00 horas que dieron con el cuerpo de la pequeña Estefanía, quien además se encontró atada de manos y pies. Hasta ese momento se canceló la Alerta Amber. Susana Jiménez tiene otro pequeño de siete años que ya quedó bajo resguardo de las autoridades competentes.