Niña raptada ya tenía problemas con su presunto secuestrador

La menor laboró algunos días para el sospechoso, pero dejó el trabajo al no sentirse cómoda con el sujeto.
La menor fue privada de su libertad el pasado 7 de julio.
La menor fue privada de su libertad el pasado 7 de julio. (Cortesía)

Atotonilco

Flor Elizabeth Velázquez Jiménez, de 13 años, medallista en la pasada Olimpiada Nacional y quien fuera privada de su libertad el pasado 7 de julio, anteriormente había laborado por unos días para el sujeto de quien se sospecha que fue el que la raptó y según los familiares de la menor, ella sentía desconfianza hacia quien fuera su jefe y por el mismo motivo no duró mucho tiempo trabajando para él.

Lo anterior ocurrió en Atotonilco el Alto y Diosdado Velázquez Vega, padre de la menor desaparecida, relató que el pasado lunes por la tarde, Flor Elizabeth acudió en compañía de algunas amigas a su entrenamiento de atletismo, pero su madre, al ver que era ya de noche y no aparecía, comenzó a indagar y pudo saber que un sujeto de nombre José Alfredo Lugo Valdivia, la abordó en la vía pública y la subió presuntamente por la fuerza a una camioneta Toyota Tacoma, para ya no saberse más de ellos.

La mujer, quien vive separada del padre de la menor, se puso en contacto con él y le pidió ayuda para localizar a la hija de ambos, decidiendo interponer una denuncia ante el Ministerio Público de Atotonilco, de donde luego pidieron a la Fiscalía de Derechos Humanos emitir la alerta amber a nivel nacional.

Quien presuntamente atestiguó la manera en que Flor Elizabeth había sido raptada, fue una de sus amigas y el presunto responsable quedó plenamente identificado, al ser ampliamente conocido en Atotonilco, aunque no fuera oriundo de este lugar.

Diosdado Velázquez refiere que su hija trabajaba para José Alfredo Lugo, en un negocio de distribución de chiles, pero sólo duró unos días laborando para dicho sujeto, pues según la menor, no se sentía cómoda con la relación que llevaba con su jefe, sin dar mayores detalles.

También asistía a una secundaria en Atotonilco anteriormente, de la cual se salió para dedicarse de lleno al atletismo y en la pasada Olimpiada Nacional obtuvo dos medallas, junto con otros jovencitos de Atotonilco y todo Jalisco.

El padre, propietario de una tienda de videojuegos, no pierde las esperanzas de encontrar sana y salva a su hija, aunque acusa lentitud en los agentes de la Fiscalía Regional, asegurando que la mayoría de los indicios con los que cuenta dicha dependencia, han sido conseguidos por la misma familia, además de haber presionado para que se emitiera la alerta amber, pues la Fiscalía no tenía pensado usar ese recurso tan pronto, según Velázquez Vega.

“Tenemos el apoyo de las autoridades, pero hemos tenido que presionar para que apuren y yo me estoy moviendo por mi cuenta, publicando en redes sociales hasta la foto del sospechoso, aunque en la Fiscalía ya me llamaron la atención por revelar públicamente datos de más”, relata el progenitor.

Los familiares de la jovencita confían que entre más gente esté enterada del caso, el raptor se sienta acorralado y opte por dejar libre a la menor.

Quien tenga alguna pista sobre el paradero de Flor Elizabeth Velázquez Jiménez, puede llamar al 01-800-0085400 o al (33) 30-30-49-49.

El padre de la menor prefiere no dar su número telefónico particular, asegurando que ya ha recibido llamadas para ser extorsionado y que le Fiscalía le recomendó ya no darlo a conocer.