Niega la PGJDF indagar “cobro de piso” a antros

Tras el asesinato de un empresario, el procurador Rodolfo Ríos dice que no hay ninguna denuncia en relación con algún tema de extorsión por lo sucedido; sigue la investigación.
Dijo que la ciudadanía tiene más confianza en denunciar.
Dijo que la ciudadanía tiene más confianza en denunciar. (Cuartoscuro)

México

El procurador general de Justicia del DF, Rodolfo Ríos Garza, descartó que investiguen el cobro de “derecho de piso” a los dueños de bares y centros nocturnos de la Ciudad de México.

Lo anterior, luego del homicidio del empresario Marco Antonio Cardona Incháustegui, cuando salía de su negocio en la colonia Condesa, delegación Cuauhtémoc.

“Nosotros no tenemos ninguna denuncia en la procuraduría capitalina en relación a algún tema de extorsión por lo sucedido y estamos en la investigación; estamos abiertos todavía, con todas las líneas de investigación en ese tema”, dijo.

El crimen del empresario ocurrió el pasado fin de semana en la calle Alfonso Reyes esquina Saltillo, luego de abordar su vehículo acompañado de su novia, con la que pretendía dirigirse a su domicilio.

Cardona era dueño del bar Life y de acuerdo con el testimonio de algunos empleados, días antes se habían presentado hombres desconocidos para exigir dinero a cambio de brindarle seguridad en la zona.

Sin embargo, el funcionario capitalino rechazó la versión de que grupos delictivos cobran “derecho de piso” a los negocios de la colonia Condesa.

“Específicamente en ese lugar comentamos que no tenemos ninguna denuncia. Sobre un tema específico, es muy general en toda la colonia Condesa”, reiteró.

Ríos Garza también negó que los índices delictivos en la Ciudad de México tuvieron un incremento en los primeros cinco meses del año en comparación con 2014.

Explicó que en el delito de secuestro hay 22 víctimas en lo que va del año, pero 21 han sido liberadas, además de desarticular seis bandas delictivas.

Con estas cifras, dijo, el DF ocupa el lugar 16 a escala nacional, apenas en la media de todo el país.

Señaló que tampoco el delito de homicidio ha mostrado una tendencia a la alza, pues se mantiene el promedio de dos crímenes dolosos diariamente. En tanto que para justificar que los asaltos a cuentahabientes se duplicaron, el funcionario advirtió que esto obedece a que las personas tienen más confianza para denunciar.

“No es que haya aumentado el ilícito, insisto, es derivado de esta confianza que tiene la ciudadanía, es que ha aumentado el número de denuncias, porque ya ves que se ha hablado en muchas ocasiones de esta famosa y denominada “cifra negra”, ahora la ciudadanía tiene mayor confianza en denunciar ante la procuraduría, derivado también del resultado que se ha dado por este número también, mayor número de detenciones y consignaciones”, dijo.

El informe mensual de la PGJDF sustenta que el homicidio doloso, violación, robo a repartidor, robo a pasajeros a bordo de taxi, robo a bordo de microbús y robo a negocio tuvieron un incremento de 2 a 13 por ciento en comparación con el año pasado.

El procurador informó de la detención de Israel Reyes Hernández, Juan Carlos Alverdin González y Jorge Luis Francisco Blanquet Néquiz por su relación en seis secuestros de un comerciante, estudiantes, un médico y una persona de la tercera edad.

A todos los sorprendieron afuera de su domicilio y una vez que los sometían los trasladaban a hoteles o casas de seguridad en tanto cobraban el rescate que debía ser entregado en dólares.

El último plagio ocurrió apenas el pasado 26 de mayo, cuando el médico estacionaba su vehículo en el patio de su casa. Una vez que recibieron dos pagos, la víctima fue liberada sobre la avenida Oceanía.

Ataque en carnicería

En Guadalupe, Zacatecas, tres jóvenes que viajaban en un auto compacto irrumpieron en una carnicería y abrieron fuego dejando un muerto y un herido. Los hechos ocurrieron en la intersección de las calles Privada del Roble y Luis Moya.

Agentes de la Policía Metropolitana acudieron al lugar a los pocos minutos del hecho; sin embargo, no pudieron ubicar de los sicarios.

El informe preliminar no precisó si las víctimas del ataque eran clientes o empleados del establecimiento que se denomina La Esmeralda.