Me encarcelaron por pedir justicia: Nestora Salgado

La líder de la Policía Comunitaria de Olinalá, Guerrero, dijo que es horrible que haya pagado un delito que no cometió por querer defender a su pueblo; pidió ayudar a liberar a presos políticos.
Nestora Salgado en el Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez.
Nestora Salgado en el Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

La líder de la Policía Comunitaria de Olinalá, Guerrero, Nestora Salgado, dijo que fue encarcelada por pedir justicia para su pueblo.

"Pasé un tiempo encarcelada por pedir justicia (...) Conmigo se ensañaron, es difícil luchar contra el gobierno cuando se lleva una consigna, es horrible que haya pagado por un delito que no cometí por querer defender a mi pueblo", dijo en conferencia de prensa en el Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez.

Horas después de haber sido liberada del Centro Femenil de Readaptación Social Tepepan, en la Ciudad de México, pidió a las personas unirse a la lucha para lograr la liberación de unos "500 presos políticos en México".

"Hablamos de 500 presos políticos en México y el siguiente paso es la lucha por ellos y por eso invito a que todos los estados se sumen a la lucha", dijo.

Mencionó que en prisión conoció la situación que viven los presos, "cómo son golpeados y castigados, son cruelmente castigados".

Dijo que espera Dios perdone a la presidenta de la Asociación Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace, quien la acusó de secuestro y de ser una delincuente. "Miranda no tuvo corazón para acusarme. Que Dios la perdone. Yo ya la perdoné", dijo.

Salgado adelantó que irá a Estados Unidos a atenderse algunos problemas de salud que padece y volverá a Guerrero para reincorporarse a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias.

La "comandanta", como le llaman los miembros de la Policía Comunitaria, descartó que se haya condicionado su liberación, y aseguró que "Nestora no negocia nada. No le vengan a ofrecer nada porque quiere a su gente a quienes los ocupa de su lado".

Acompañada de su hermana e hija, reconoció que tiene miedo pero que quiere morir luchando.