Negocios resienten el triple asesinato en la zona de López Cotilla

Los locales aledaños tuvieron menor afluencia que la usual durante un fin de semana; esperan que la situación mejore.
Fue clausurado por la Fiscalía y por el gobierno de GDL
Fue clausurado por la Fiscalía y por el gobierno de GDL (Víctor Hugo Ornelas)

Guadalajara

Para un negocio comercial un crimen lo puede cambiar todo. Un día después de que tres personas fueran asesinadas en sus instalaciones, el restaurante -ubicado en el cruce de las calles López Cotilla y Calderón de la Barca- ya no tiene a una mujer que reciba a los comensales, en su lugar hay un par de sellos de clausura en la entrada y algunas manchas hemáticas en las escaleras y en ingreso de la puerta que conduce a la zona de terraza.

La sangre ya seca ha llegado hasta la banqueta por las huellas de suelas impregnadas de los zapatos de comensales y curiosos, que tras varias vueltas de un lado a otro del cobertizo en busca de una explicación deciden retirarse del lugar. "Así ha estado todo el día, de repente llega gente, como que no saben lo que pasó ayer", señaló un franelero que parece estar más sorprendido de que a plenas tres de la tarde y en fin de semana, haya once cajones de estacionamiento libres sobre la calle Calderón de la Barca casi en su cruce con Vallarta, que por el hecho de que tres personas hubieran muerto asesinadas de forma violenta dentro de uno de los establecimientos de la zona.

El Business Restaurant Level Reserve, como aparece referenciado en una revista de restaurantes y discotecas, no tenía mucho tiempo en operación, pero "se veía un lugar tranquilo, sí llegaban muchas camionetas de lujo pero esta zona así es", dijo un trabajador del valet parking de un restaurante ubicado del otro lado de la acera en la cual se encuentra el negocio donde ocurrieron los homicidios, y en donde la noche del jueves pasado se resguardaron varias personas al escuchar las detonaciones. "De un de repente se oyeron los balazos uno tras otro y empezaron todos a correr, mucha gente se metió aquí asustada, en ese mismo rato iba pasando una patrulla de Guadalajara y hasta ellos se fueron", agregó el acomodador de autos quien prefirió no dar su nombre.

Alrededor de las 16:00 horas de ayer la afluencia en la zona no era la habitual. Algunos meseros de restaurantes contiguos al local donde sucedieron los hechos optaron por usar frases como "no sé" o "a mí no me tocó". Quienes decidieron hablar sobre el tema coincidieron en que lo acontecido espantó a algunas personas.

Como si se tratara de un intento para contrarrestar la desconfianza de los clientes que acuden a esta zona, la cuenta de Twitter de la Fiscalía General del Estado (FGE) tuiteó ayer una imagen con la leyenda: "En el corredor López Cotilla tienes mayor seguridad por las noches con las nuevas luminarias instaladas, López Cotilla está bien prendida", mensaje que provocó críticas de los internautas.

Sobre los fallecidos tras el ataque, la investigación avanza con la identificación de tres de las cuatro víctimas: Juan José Ángel Coronado, de 30 años de edad, fue el lesionado; Daniel Ruan Segoviano, de 39; Manuel Alejandro Hernández Ramírez, de 28, y un masculino de 30 a 35 años de edad son los occisos.

El restaurante que ayer todavía invitaba a disfrutar la pelea de box entre Miguel Ángel Coto y el Saúl El Canelo Álvarez permanece cerrado por clausura doble, una de la Fiscalía General del Estado y otra más del municipio, mientras tanto los negocios vecinos se mantienen a la espera de que el ataque haya sido un hecho aislado y esta zona comercial no se venga abajo por la presencia delictiva.