Navidad violenta deja siete muertos

Los cuerpos fueron localizados entre la mañana del 24 de diciembre y la noche del 25, en los municipios de Guadalajara, Zapopan y Tlajomulco.
Policías municipales encontraron a un indigente agonizando en calles de la colonia Beatriz Hernández.
Policías municipales encontraron a un indigente agonizando en calles de la colonia Beatriz Hernández. (Juan Levario)

Guadalajara

La celebración de Noche Buena y Navidad se vieron opacas por el hallazgo de siete cadáveres en el estado de Jalisco, todos en distintos hechos.

El primer cuerpo fue localizado el miércoles alrdedor de las 09:00 horas por vecinos de la zona, a un costado del canal de El Zapote del Valle, municipio de Tlajomulco, en avanzado estado de descomposición, por lo que elementos de la policía municipal acudieron al  kilómetro 10 de la carretera a Chapala cerca del poblado Valle de las Ánimas donde constataron que había un hombre sin vida.

Las autoridades informaron que el cuerpo pertenecía a un masculino, de 1.70 metros de estatura, complexión al parecer robusta, tez blanca, de 50 años aproximadamente, casi calvo; sin embargo, no se pudieron dar más detalles de sus características debido al estado de descomposición que presentaba.

El médico forense informó que el hombre murió por herida de proyectil de arma de fuego penetrante en tórax.

También el miércoles a las 09:00 horas, policías municipales acudieron al bosque de El Tigre, en Zapopan, donde encontraron el cadáver de un joven identificado por su padre como Oscar Alberto Espitia Nava de 22 años de edad.

La autopsia reveló que Espitia Nava falleció de una contusión de cráneo de tercer grado, así como contusión profunda de tórax.

Horas más tarde, en la calle Privada Jalisco, en la colonia San Juan de Ocotán, Zapopan, fue hallado un cuerpo envuelto en lonas.

A decir de testigos, los tripulantes de una camioneta Voyager blanca dejaron el cuerpo en la calle y escaparon del lugar, a pesar de que había personas en la zona que los vieron, cerca de las 11:00 horas.

Policías municipales informaron que el cadáver, que se encontraba maniatado, pertenecía a un masculino; el forense informó que sufrió herida de cráneo y cara producida por proyectil de arma de fuego. Quedó pendiente su identificación.

Poco después del amanecer la mañana de Navidad, un cadáver fue encontrado envuelto en cobijas en calles de la colonia Morelos, en Guadalajara, cuyas manos estaban atadas.

Personal del Servicio Médico Forense y de la Fiscalía Central acudieron a la calle Pelícano a la altura de Verdín, poco después de las 7:00 horas de este jueves para dar fe del cadáver, al cual no se le apreciaban a simple vista las lesiones que le ocasionaron la muerte, por lo cual fue trasladado a la morgue del fraccionamiento Revolución para analizarlo detalladamente. Estaba pendiente el resultado oficial de la necropsia hasta ayer por la tarde.

En tanto, en la casa de un familiar suyo en el poblado de Nextipac, en el municipio de Zapopan, un hombre encontró el cuerpo de un desconocido con múltiples golpes y manchas de sangre esparcidas desde la entrada de la finca.

En una habitación junto al difunto, cuya edad aproximada era de entre 30 y 35 años, según elementos de la policía del municipio, había dos armas, una de ellas al parecer calibre .32 y la otra de mecanismo accionado por aire.

En el patio interior de la finca, a un costado del ingreso, había una motocicleta Yamaha de 150cc y modelo reciente en color negro con reporte de robo, según los policías.

Poco después de las 11:00 horas, Jorge Ponce Mariscal, quien tenía 57 años de edad al fallecer, según dijo uno de sus hermanos, fue encontrado en la calle, en la colonia Beatriz Hernández.

El cadáver quedó sobre un par de charcos de sangre junto al estacionamiento de un local comercial de la calle Cairo a la altura de Gildardo Gómez; se le podía apreciar a simple vista una herida por proyectil de arma de fuego en uno de sus brazos, además que tenía algunas lesiones que podrían haber sido ocasionadas por golpes.

La  noche cerró con un joven asesinado aparentemente por un pleito entre miembros de pandillas rivales, en la colonia Santa Cecilia.

Según información de testigos, la víctima, a quien identificaron solo como El Toncho fue agredido por un individuo perteneciente a un grupo de nombre BL al que se conoce como El Pato.

Distintas versiones señalan que El Pato estaría golpeando a una mujer, por lo que El Toncho se acercó intentando impedirlo y el agresor sacó una pistola hiriéndolo en al menos tres ocasiones, para luego huir del lugar.