Un enfrentamiento a la semana, reporta Marina

La mayoría fue contra sicarios de 'Los Zetas' y el cártel del Golfo, que tuvieron lugar principalmente en Tamaulipas, Veracruz y Coahuila.
Tres casas fueron inspeccionadas por los marinos; en total cinco personas fueron detenidas.
Tres casas fueron inspeccionadas por los marinos; en total cinco personas fueron detenidas. (Mariana Hernández León)

México

En la lucha contra la delincuencia organizada que se libra en la actual administración, en promedio se ha registrado un enfrentamiento cada semana entre la Armada de México y grupos criminales. Los choques han ocurrido en casi la mitad de las entidades del país, principalmente en Tamaulipas, Veracruz, Coahuila y Michoacán.

Los Zetas y el cártel del Golfo, identificados como los más violentos, encabezan el número de ataques ante las operaciones de personal naval para restablecer la paz y recuperar espacios en estados donde predominaba la criminalidad, según un informe obtenido por MILENIO.

Durante el sexenio se han registrado al menos 87 agresiones armadas contra marinos por parte de grupos delincuenciales, y en 40 de éstas participaron sicarios de ambas organizaciones que fueron aliadas, y que en la actualidad se disputan rutas de trasiego de droga y otras actividades ilícitas como tráfico de personas y robo de combustible.

De acuerdo con el documento entregado por la Semar vía transparencia, en los enfrentamientos fallecieron 10 elementos de la Secretaría de Marina, en tanto que 127 delincuentes fueron abatidos entre el 5 de diciembre de 2012 y el 1 de junio de 2014.

Mandos navales dijeron que la razón por la que los criminales han tenido el mayor número de bajas es “por el adiestramiento, disciplina y espíritu de cuerpo del personal naval, y por no obedecer la instrucción de deponer las armas”.

Señalaron que integrantes de Los Zetas y del cártel del Golfo han sido los que de manera “más frecuente” agreden con armas de alto calibre a marinos, mientras que en las confrontaciones la Semar siempre ha privilegiado la vida de civiles inocentes.

El informe de la Marina indica que otros grupos que se han enfrentado con personal naval son La Familia (cinco casos en los que se presume de la participación de sus sicarios), Los caballeros templarios (cuatro) y el cártel de Jalisco Nueva Generación (uno), en el periodo de referencia.

La totalidad de las confrontaciones ha ocurrido en 14 entidades, inclusive en Campeche y Nayarit, considerados entre los estados de menor incidencia delictiva, según estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

En el resto de las 37 balaceras la Semar no identificó a las organizaciones criminales, y señaló que en los casos en los que se dio a conocer el nombre del grupo delincuencial se trata de una “presunción”.

Esto debido a que le compete al Ministerio Público la investigación para verificar el vínculo de los agresores con algún grupo criminal, como lo establece el artículo 21 de la Constitución.

Durante la actual administración, personal naval ha tenido al menos 29 confrontaciones armadas en Tamaulipas, a las que siguieron las ocurridas en Veracruz (13), Coahuila (10), Michoacán (ocho), Estado de México (seis), Guerrero (cinco), Zacatecas (cuatro), Sinaloa (tres), Jalisco (tres), Nuevo León (dos), Campeche (uno), Nayarit (uno) y Baja California (uno).

De estos casos se identificó que con Los Zetas y el cártel del Golfo se registraron 28 tiroteos en Tamaulipas, y otro más con miembros de un grupo delincuencial sin identificar, principalmente en Matamoros, Reynosa, Ciudad Mante y San Fernando.

Otras siete balaceras con ambos grupos se registraron en Coahuila, cuatro en Zacatecas y una en Nuevo León.

El reporte señala que al menos 50 presuntos delincuentes han sido abatidos por elementos de la Semar en el sexenio, de los que 39 supuestamente pertenecían a Los Zetas y al cártel del Golfo, siete a La Familia, tres a Los caballeros templarios y uno al cártel de Jalisco Nueva Generación.

El mayor número de bajas por parte de presuntos grupos criminales ocurrió el 3 de noviembre de 2013 en Matamoros, seguido del abatimiento de siete sospechosos en Fresnillo, Zacatecas el 12 de mayo de 2013 y de seis supuestos criminales en San Fernando, Tamaulipas, el 9 de marzo de 2014.

En los tres casos, no se tienen informes oficiales de las agrupaciones a las que pertenecían.

La Secretaría de la Defensa Nacional reportó hasta mayo un total de 25 agresiones contra personal militar, en las que 33 elementos castrenses fallecieron. Las víctimas son dos capitanes segundos, un teniente, un subteniente, un sargento primero, cuatro sargentos segundo, cinco cabos y 19 soldados.

Sin embargo, la dependencia no dio datos sobre el número de delincuentes abatidos.