‘Narco’ y corrupción, líneas a indagar en caso de cadáver en puente

El mensaje que dejaron junto a la víctima en Iztapalapa está dirigido a un preso en el Reclusorio Oriente, sentenciado a siete años por asalto bancario.

México

El tráfico de drogas y actos de corrupción que envuelven el quehacer cotidiano del Reclusorio Preventivo Varonil Oriente,  en la que están inmersos custodios e internos, es la principal línea de investigación en la ejecución de un hombre que apareció colgado en el puente de La Concordia en Iztapalapa.

Además, la procuraduría capitalina agregó a la investigación el hallazgo ayer del cadáver de un hombre maniatado, con los ojos vendados y semicalcinado sobre la calle de Abarrotes y Eje 6 Sur, colonia Central de Abasto, de la misma delegación.

Las autoridades indicaron que en la cartulina que acompañaba el colgado mencionaba a Ricardo Andueza Velázquez, El Miraviones, preso en el Reclusorio Oriente —donde presuntamente dirige una banda de secuestradores y extorsionadores—, luego de ser detenido en 2013 por participar en un asalto bancario.

Incluso, esta es la segunda vez que su nombre aparece en un mensaje vinculado con homicidios. Ocurrió también el pasado 1 de octubre en la colonia Lomas La Palma, de la Gustavo A. Madero.

Andueza Velázquez y dos cómplices ingresaron al banco ubicado en avenida Texcoco, delegación Iztapalapa, y desarmaron al vigilante; ordenaron que se tiraran al piso clientes, cajeros y empleados, pero no lograron llevarse nada, porque gritos que provenían de la calle los hicieron escapar, según se desprende de la partida 251/2013 a la que MILENIO tuvo acceso.

“(…) El 20 de septiembre de 2013, siendo aproximadamente las 13:30 horas, tres sujetos irrumpieron en la sucursal bancaria Bancomer, ubicada en la colonia San Lorenzo Xicoténcatl, siendo que Roberto Ramos Delgado y Édgar Omar Castillo González ingresaron inicialmente.

“El primero, quien portaba un arma corta, amagó al oficial de vigilancia Víctor Adolfo González Martínez, mientras que el segundo lo desapoderó de sus dos armas y su chaleco antibalas, ordenándole que se tirara al suelo boca abajo, posteriormente ingresó Ricardo Andueza Velázquez, momento en el que Édgar Omar Castillo González comenzó a gritarles a los usuarios que se tiraran al suelo amenazándolos con el arma larga que le había quitado al policía.

“Enseguida se dirigieron al área de cajas, pero no encontraron a los trabajadores pues estos se habían escondido”, se lee en el expediente.

De acuerdo con su expediente jurídico, Andueza Velázquez es un recluso que apenas el 25 de junio pasado fue sentenciado a 7 años y 10 meses de cárcel por el juez 32 Penal del Reclusorio Preventivo Sur.

La Procuraduría capitalina indaga los vínculos del interno con los dos crímenes registrados este mes, así como el tráfico de drogas, actos de corrupción y organizaciones delictivas que operan desde el interior de la cárcel.

También el posible vínculo con el cadáver hallado ayer, que es de un hombre de entre 25 a 30 años, de complexión delgada y de 1.70 metros de estatura.

ATACAN A PF CERCA DE TLATLAYA

Policías federales fueron atacados a tiros por civiles armados cuando realizaban patrullajes en el municipio de Amatepec, que colinda con Tlatlaya, Estado de México.

El saldo preliminar es de un policía herido en mano y pierna por disparo de arma de fuego, a quien se le reportó fuera de peligro; no se informó de detenidos.

Autoridades federales informaron que alrededor de las 18 horas personal de la Policía Federal patrullaba sobre la comunidad Las Cruces, poblado del Salitre.

Los agentes fueron atacados y repelieron la agresión, lo que provocó la huida de los civiles que abandonaron un vehículo en el que se encontró armamento abastecido.

Se aseguraron dos armas largas y una camioneta.

El policía lesionado fue trasladado por un helicóptero del Grupo Relámpago del Estado de México a un hospital del Distrito Federal, donde los médicos determinaron que sus heridas no ponen en peligro su vida.

Con información de: Ignacio Alzaga/México