Mujer va a la cárcel por extorsionar a su ex jefe en Aguascalientes

La presunta extorsionadora reconoció estar detrás de las amenazas a su ex patrón, explicó que lo hizo porque le adeudaba miles de pesos y no tenía dinero.

Aguascalientes

El Juzgado Primero de lo penal dictó auto de formal prisión contra María del Carmen Esqueda León, quien ya se encontraba interna en el Centro de Reeducación Social para Mujeres, acusada de extorsionar a su ex patrón.

Su aprehensión se registró desde el pasado 18 de octubre, en el atrio del templo Tres Aves Marías ubicado en avenida José María Chávez, donde la presunta extorsionadora citó a su víctima.

La detención se logró debido a que el afectado presentó una denuncia por el delito de extorsión ante el Ministerio Público, y un grupo de policías de esta dependencia lo asesoró para que volviera a contestar la llamada y fijaran una cita, y de esta forma poder aprehender infraganti a su victimario.

El día y hora citada, al acudir al templo, el hombre se sorprendió al ver que se trataba de una mujer a la que además conocía, ya que había trabajado para él en su negocio de compra y venta de oro.

La mujer fue arrestada por elementos en cubierta, justo después de que el hombre le entregó las joyas y dinero dentro de una mochila negra, que sus supuestos victimarios le exigieron previamente vía telefónica para respetar su vida y la de su familia.

Posterior a ello, fue trasladada al edificio de Averiguaciones Previas, donde al rendir su declaración dijo que todo lo había planeado ella, pidió ayuda a unos cholos que conocía para que mandaran los mensajes e incluso hablaran por teléfono con la víctima, a fin de que utilizaran su lenguaje y lo amedrentaran más.

Del mismo modo, la detenida reconoció que conocía al afectado, que había trabajado con él en la venta de oro, sólo que la deuda se acumuló en $270,000.00 pesos, y como no tenía para pagarle decidió extorsionarlo, aunque dijo que le devolvería el dinero.

En la narración de los hechos, el quejoso relató que previo al desenlace estuvo recibiendo contantes llamadas intimidatorias a su celular con voz masculina e incluso le enviaban mensajes amenazándolo de muerte.