Mueren dos motociclistas que iban a Parras

Los jóvenes eran parte del contingente Biker Motorizado, que se dirigían aquel pueblo mágico para la "Bendición de Cascos". Ambos colisionaron con sus unidades y salieron proyectados.
Resultaron con graves lesiones que terminaron con su existencia, ante la mirada incrédula del resto de los participantes.
Resultaron con graves lesiones que terminaron con su existencia, ante la mirada incrédula del resto de los participantes. (Milenio Digital)

Viesca, Coahuila

Dos jóvenes motociclistas que formaban parte del contingente Biker Motorizado, que tenían como destino Parras de la Fuente, Coahuila, para recibir la "Bendición de Cascos", murieron de manera trágica al colisionar con sus unidades de alta velocidad, lo que les hizo salir impulsados por el aire y caer sobre el terreno, donde resultaron con graves lesiones que terminaron con su existencia, ante la mirada incrédula del resto de los participantes.

Uno de los infortunados fue identificado como Salvador Eduardo Ganem Alcántara, de 28 años de edad, mientras que la segunda víctima de aspecto más joven, no se conocen de momento sus generales, pero indicaron que es originario de Parras de la Fuente, Coahuila, lugar donde tenían contemplado llegar.

Después de dar el banderazo de salida ayer a las 16:00 horas el grupo de motociclistas "viajeros" como se les conoce, inició el recorrido para lo cual fueron uno a uno arrancando sus vehículos y unirse a la enorme fila donde sumaban un grupo aproximado de 500 personas.

Todo era gritos y alegría entre los participantes que se rebasaban durante el trayecto pero al llegar al kilómetro 18, de la nueva Carretera Viesca-Parras, a la altura de la comunidad conocida como la Pena, los dos motociclistas impactaron con sus unidades y por la velocidad con que se desplazaban, no fue posible mantener el control y terminaron por derrapar y salir del acotamiento donde por lo burdo del terreno salieron proyectados por el aire, para caer de manera aparatosa con graves lesiones que no lograron superar.

Los participantes que circulaban a corta distancia tuvieron que frenar de emergencia, dando lugar a otros choques entre varios conductores, lo que afortunadamente no pasó a mayores, pero sí fue necesario el apoyo de paramédicos de la Cruz Roja que acudieron de inmediato, pero que confirmaron no tenían signos vitales.